Imagen de una persona que busca la sombra de una palmera en Las Canteras. / Arcadio Suárez

Tunte se convierte en la sartén de España y roza ya los 40 grados

El Gobierno canario ha decretado este sábado la alerta máxima por temperaturas para la isla de Gran Canaria

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Sevilla, Jaén, Córdoba... hay muchas localidades que ostentan el dudoso honor de soportar las temperaturas más altas en verano. Este sábado, el título se lo lleva Tunte, que con sus 39,7 grados centígrados a las 12.00 horas saca 1,6 grados de diferencia a Tablada (Sevilla).

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los termómetros están disparados en Gran Canaria, que se ha convertido en el epicentro del calor nacional: el segundo lugar más caluroso de Canarias es Valleseco (36,5 grados).

Y le siguen, por este orden, Tejeda (36,2 grados); Lomo Pedro Alfonso (San Bartolomé de Tirajana), donde se ha alcanzado 35,7 grados; y Teror, que llega a los 35,6 grados.

La ola de calor que se ha instalado en las islas, y que continará en los próximos días, sigue asfixiando de modo especial las medianías, cumbres y la vertiente sur de Gran Canaria. La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario ha decretado este sábado la alerta máxima por temperaturas máximas para la isla de Gran Canaria, según Efe.

La zona de Tunte ya fue este jueves una de las más calurosas del país, con 40,7 grados.

Se trata de registros importantes y cada vez más frecuentes. En el año 2010, esta parte de la isla alcanzó, un 11 de julio, los 42,9 grados centígrados. Y para un 13 de julio, pero del año 1952, la Aemet guarda el dato de 44,2 grados en la estación meteorológica del aeropuerto de Gran Canaria.

Los tirajaneros han tenido que soportar en los últimos cinco días un aumento de las temperaturas de hasta 13,2 grados.