Foto de archivo del exalcalde y denunciante del caso. / C7

Una testigo de la compra de votos en Mogán declara ahora que le pagaron por mentir

La ronda de citaciones ante el juez arranca con sorpresa en una de las testificales de la acusación, que cambió toda su versión inicial

G.F. / F.J.F. Las Palmas de Gran Canaria.

Una testigo que en un primer momento declaró haber cobrado para votar a favor de Ciuca en las elecciones municipales de 2015 modificó este miércoles su versión ante el juez Francisco Javier Ramírez de Verger, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana y aseguró que cobró, pero por mentir y decir que le habían comprado el voto.

Según ha podido saber este periódico, en su testimonio B.P.G. acusa a uno de los denunciantes de la supuesta trama para la compra de votos, al también investigado Ramón Trujillo El Perraya, y a la edil de NC en el municipio sureño, Isabel Santiago, en la oposición, de haberle instigado a mentir. Al primero le acusó de haberle pagado en varias tandas, hasta una cantidad de entre 150 o 200 euros, para dar una versión falsa y para salir incluso por la tele, en La Sexta. Una parte dijo que la cobró en metálico y otra mediante ingreso en cuenta. Y de Santiago alegó que llegó a estar en el patio de su casa y que fue allí donde, en compañía de otras personas, se le dijo lo que tenía que denunciar. Aseguró que le dictaron su declaración. También añadió que estos días El Perraya la buscó para asegurarse de que iba a mantener la versión inicial y que cuando hablaron, ella le grabó por el móvil. La aporta a la causa. Justifica que cobró porque entonces estaba enganchada a las drogas. Tanto es así que reconoció que si le llegan a decir que le compraban el voto, lo habría vendido, pero que no, que votó libremente. Ahora está rehabilitándose. Acaba de salir de prisión.

En esta causa figuran como investigados el propio partido Ciuca y 10 personas, entre ellas la actual alcaldesa, Onalia Bueno, los ediles Mencey Navarro y Tania Alonso, y el empresario Luis Oller, de Aguas de Arguineguín SA. Las diligencias se iniciaron tras las elecciones de 2015, y se reabrieron tras las de 2019 a raíz de una nueva denuncia del exalcalde moganero con el PP, Francisco González. La investigación trascendió después de que el 17 de septiembre de 2020 efectivos de la Guardia Civil detuvieran a los investigados y registraran las oficinas del Ayuntamiento.

La declaración de esta testigo iba a ser la segunda de una sesión de cinco comparecencias, pero al final la tarde solo dio para las dos primeras, entre las que figuró la del denunciante del caso, el exregidor de Mogán hasta 2015, Francisco González. En principio, y según apuntan las mismas fuentes, el exlíder del PP en el municipio moganero se ratificó en su denuncia, aunque aludió a una nueva grabación como prueba de que Ciuca tejió una trama para la compra de votos pero que no la tenía ahora en su poder. Entre sus argumentos para probar esa compra, aparte de las grabaciones, apuntó al aumento exponencial del voto por correo, aun cuando admitió que no puede saberse cuántos de esos votos fueron para Ciuca.