Borrar
Vista parcial de la rambla de la avenida Américo Vespucio del barrio teldende de Salinetas. Arcadio Suárez
Los vecinos de Salinetas apuestan por conservar la rambla de Américo Vespucio

Los vecinos de Salinetas apuestan por conservar la rambla de Américo Vespucio

El colectivo Meclasa exige «la participación activa de los vecinos en el proyecto y la sustitución de aceras en otras calles en peor estado del barrio costero de Telde

CANARIAS7

Telde

Jueves, 12 de octubre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La asociación de vecinos de Melenara, Clavellinas y Salinetas (Meclasa) apuesta por «alternativas menos agresivas que permitan mantener la rambla» de la avenida Américo Vespucio al llevar a cabo el proyecto de remodelación de esta arteria del barrio de Salinetas.

Así lo destaca la asociación vecinal en el comunicado que ha hecho público tras reunirse para analizar el proyecto aprobado esta semana por el pleno municipal, una propuesta que Meclasa quiere «conocer en profundidad», para lo que pide una reunión con el Gobierno municipal, al que reclama «la participación activa de los vecinos en su desarrollo».

Eliminar barreras arquitectónicas, ser pioneros en un proyecto de movilidad sostenible y buscar soluciones para las colonias de palomas y aparcamientos son, asimismo, demandas de este colectivo vecinal para que el proyecto de remodelación de la avenida Américo Vespucio resulte menos agresivo.

Para esta asociación de vecinos es necesario acometer una inversión en la sustitución de aceras en otras calles del barrio costero de Telde que presentan serios problemas de deterioro y no han sido remodeladas desde los años 90 del pasado siglo. «En comparación con ellas, las de Américo Vespucio están en perfecto estado», concluye Meclasa en su valoración sobre el proyecto para esa arteria.

En todo caso, el colectivo vecinal deja claro que «está comprometido en garantizar que cualquier proyecto de remodelación beneficie al barrio» y apunta en su escrito que «está dispuesto a colaborar con los representantes públicos para encontrar soluciones que satisfagan a todos los residentes vecinos y vecinas de esta ciudad» en relación a un proyecto que «ha generado una serie de preocupaciones y dudas».

Preocupaciones vecinales

Sobre las características conocidas del proyecto del Ayuntamiento, Meclasa advierte que la remodelación podría implicar la pérdida de arboleda y zonas verdes, cuando «debemos reverdecer la zona y combatir el cambio climático».

Árboles de cierto porte y contenedores de residuos en la rambla de Salinetas. Arcadio Suárez

También llama la atención sobre el problema de ladrillos sueltos y de ruido que podría surgir si se adoquina el paso de vehículos con la reforma.

Asimismo, el colectivo vecinal muestra su preocupación por el hecho de que la eliminación de la rambla como zona de tránsito (se convertiría en una mediana) supondría «erradicar las terrazas que daban vida a la zona», por lo que aboga por la reubicación de esta oferta.

Además, explica que dar salida de vehículos a la vía a los 33 garajes de la avenida «podría implicar la pérdida de esas plazas de aparcamiento y costes adicionales para los vecinos con la colocación de vados».

Las lagunas del proyecto

A tenor de la información de que dispone, la asociación de vecinos de Melenara, Clavellinas y Salinetas echa en falta que el proyecto no defina cuántas plazas de aparcamiento se ganarán con esta obra, que no se haya especificado dónde se colocarán los contenedores de basura de manera temporal y después de la finalización de los trabajos y que no se contemplen las instalaciones de saneamiento, fontanería y pluviales, «lo cual es de gran preocupación».

Sillas y mesas de una de las terrazas instaladas en la rambla de Américo Vespucio. Arcadio Suárez

En cuanto a la futura ejecución de la obra, Meclasa indica que «nos preocupa la gestión de aparcamientos y accesos durante los nueve meses mínimos que durará», así como la continuidad del pavimento para garantizar la accesibilidad de los ciudadanos en la avenida.

Por otra parte, teme un aumento en el riesgo de accidentes con el estacionamiento en batería, «lo que podría generar un caos circulatorio», y observa «ambigüedad sobre si se adoquinará toda la calle, incluyendo la zona ya existente de aparcamiento en batería, y las áreas por las que circulan los vehículos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios