Borrar
Directo El Parlamento, a favor de una tasa para acceder a espacios naturales protegidos
Imagen de los trabajos que se están realizando en la plaza de San Juan. C7
Telde tala otro laurel de Indias en San Juan porque «no hay necesidad de asumir riesgos»

Telde tala otro laurel de Indias en San Juan porque «no hay necesidad de asumir riesgos»

«Se ha intentado, pero no es recuperable», destaca el Juan Francisco Artiles, concejal de Parques y Jardines

Martes, 5 de marzo 2024, 10:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Telde tendrá que talar otro de los centenarios laureles de Indias ('Ficus microcarpa') de la plaza de San Juan, ya que a pesar del esfuerzo realizado con distintos tratamientos «no es recuperable y no hay necesidad de asumir riesgos», destaca Juan Francisco Artiles, concejal de Parques y Jardines.

Los operarios ya están culminando los trabajos y la idea, como sucedió con el anterior laurel de Indias que se desplomó el pasado mes de octubre, es plantar un esqueje del árbol original, ya que esto es lo que han hecho con el anterior y ha pegado bastante bien. Ahora y tal como dice la ordenanza municipal de árboles singulares del municipio de Telde se procederá a colocar una placa conmemorativa en el lugar, en un detalle sentimental.

C7
Imagen principal - Telde tala otro laurel de Indias en San Juan porque «no hay necesidad de asumir riesgos»
Imagen secundaria 1 - Telde tala otro laurel de Indias en San Juan porque «no hay necesidad de asumir riesgos»
Imagen secundaria 2 - Telde tala otro laurel de Indias en San Juan porque «no hay necesidad de asumir riesgos»

La plaza de San Juan de Telde cambia un poco su fisonomía. Las causas que han provocado la enfermedad de estos dos laureles de Indias, tal y como se indicó en el informe encargado a la empresa Tecnigral, apunta a la acción de dos hongos parásitos de las raíces, el 'Armillaria mellea' y el 'Ganoderma resinaceum', pero también advierte de que los daños provocados en estos árboles por la acción humana les abrieron la puerta. Las jardineras elevadas enterraron el cuello de los laureles y les provocaron falta de aireación, muerte radicular (destrucción de raíces) y heridas que los han predispuesto al ataque de hongos patógenos. Además, los desmoches y terciados sufridos años atrás los han debilitado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios