La Rocha se cubre de sostenibilidad

Arquitectura. Cuatro docentes conducen un proyecto en el que el alumnado del instituto está construyendo un aula-auditorio a base de materiales reciclados y que ha entrado en la final de un concurso a nivel estatal

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Sostenibilidad, trabajo en equipo o sociabilidad son algunos de los valores que están trabajando los alumnos del IES José Frugoni Pérez (La Rocha), en el que cuatro profesores están impulsando un bonito proyecto de arquitectura para crear un aula-auditorio al aire libre en un espacio que hasta la fecha estaba poco o nada aprovechado dentro del propio centro.

Estos docentes son Susana Osés, Raquel Santana, Alicia Barreto y Carlos Lorenzo, quienes el curso pasado comenzaron a involucrar a los alumnos y sus familias en una iniciativa diferente y atrevida. Para ello primero tuvieron que contar con el apoyo profesional de Santiago Cirugeda, un reconocido arquitecto sevillano que se ha desplazado en varias ocasiones hasta Telde para darles los planos y las instrucciones de cómo realizar esta obra de unos cinco metros de alto.

El alma de esta idea es el reciclaje, volver a darle una vida útil al material desechaado que se ha quedado inservible en el centro. Un ejemplo de ello son las diez pizarras de tizas que estaban apartadas tras haber sido sustituidas por otras más modernas y que han servido para reforzar el techo de la cúpula. Otro ejemplo está en dos canastas que habían quedado obsoletas y que funcionan como soporte de la gran estructura.

Dado su carácter diferencial y creativo, el centro decidió presentarlo al Concurso Nacional del Ministerio de Educación de Buenas Prácticas Docentes, al cual se han presentado 193 proyectos de diferentes centros de toda España. Recientemente han conocido que su candidatura ha sido seleccionada entre las finalistas en la categoría de Desarrollo Sostenible, por lo que en unas semanas sabrán si son los ganadores del primer premio. Trofeo que lleva consigo una partida de 10.000 euros que vendrían de maravilla al instituto para seguir creciendo y mejorando sus futuros proyectos.

La profesora de artes plásticas, Raquel Santana, explica que lo mejor de esta experiencia « es ver cómo toda la comunidad educativa, instituciones, e incluso, otros centros, se han involucrado».

El proyecto aún no está acabado. Este fin de semana harán una reunión extraescolar para terminar la tercera fase, la cual corresponde al cierre de la cubierta. La idea es que en el primer trimestre del 2023 se finalicen las fases 4 y 5 de acondicionamiento del terreno y que en marzo se pueda inaugurar por todo lo alto.