Solo exiten tres playas en Gran Canaria donde se permiten las mascotas. Una de ellas es Bocabarranco, en Telde. / COBER

«El problema son algunos humanos, no los perros»

Familias que disfrutan del verano junto a sus mascotas en Bocabarranco solicitan que se permita el acceso a los animales en más playas de Gran Canaria

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Querer disfrutar de un día con las mascotas en la playa en pleno verano puede ser un plan dificultoso o poco atractivo en el municipio de Telde. Solo en Bocabarranco, junto al centro comercial Las Terrazas, se permite llevar a cabo este deseo de manera legal y sin que nadie te juzgue.

El estigma de que los perros ensucian sigue existiendo a día de hoy y supone uno de los argumentos principales por los que la mayoría de litorales siguen prohibiendo su paso. Pero varios usuarios de la playa perruna teldense coinciden en que: «el problema son las personas que no limpian las necesidades de sus animales, no los perros».

Luigi y Luna llegaron a Gran Canaria hace dos años desde Italia. / cober

Algunos dicen que puede ser «la peor playa de Telde»

Bocabarranco es la última zona de costa del municipio, la más alejada de la civilización, donde la bandera roja ondea durante prácticamente todo el año por su fuerte oleaje y donde se amontona una cantidad ingente de basura en su orilla debido a que la corriente atrae los desechos que caen al mar desde las costas capitalinas.

La basura inunda Bocabarranco. / cober

A Alcira le encanta ir a la playa con su familia: su pareja, sus dos hijos y Balú, un pitbull muy juguetón de nueve meses al que le hace feliz refrescarse en el agua del mar y correr a toda velocidad por la arena en busca de su pelota. A su dueña no le gusta dejarle en casa solo mientras ellos se lo pasan bien. Es por ello que suelen venir a esta zona, ya que «es casi el único sitio de la isla donde podemos traerle sin que nos multen o nos miren mal», cuenta.

Alcira, su hija y Balú posan en la orilla de Bocabarranco, la única playa de Telde que permite mascotas. / cober

Aún así la mujer indica que este no es el mejor lugar para venir a disfrutar de un baño tranquilo: «Solo nos podemos meter hasta la orilla porque la corriente nos engulle. Siempre tenemos que estar atentos para que los niños o el perro no entren solos en el mar », expresa al conocer que aquí el riesgo de ahogamiento es bastante alto.

Diferencia de opiniones entre dueños de mascotas

Otros, sin embargo, lo ven diferente. «Este lugar está bien porque viene poca gente y sé que los perros pueden molestar a algunas personas», declara un ciudadano.

A pesar de ello, la amplia mayoría de usuarios, como Dunia, su hija Naia y su perrita Lena desean que se abran, aunque sea, «algunas partes de otras playas» para poder pasar el día con las mascotas.

Dunia y su hija Naia piden que se abran más zonas de playa a las que ir con Lena. / COBER

Manifestación este viernes (18.00 horas) en Santa Catalina

Solo las costas de Los Cuervitos y Tres Peos, ambas en el municipio de Agüimes, se dan como alternativa a Bocabarranco para llevar a los cuadrúpedos a darse un revolcón en la arena. Y es que de los miles de kilómetros de litoral que rodean el archipiélago, solo en ocho playas se permite la entrada a los caninos. El resto están en Tenerife, con tres, y Fuerteventura, con dos. A nivel nacional, apenas 100 de las 3.000 playas tienen regulada su entrada.

Es por ello que el grupo Partido Animalista Pacma ha convocado protestas por todo el país para reclamar un mayor acceso de las mascotas en estos espacios. En Gran Canaria la concentración es este viernes a las 18.00 horas en el parque para perros de Santa Catalina.