Piletillas recupera la esperanza de su recepción tras una carta de Urbanismo

El Ayuntamiento ya ha informado a la asociación de vecinos Eolo que el ámbito de la urbanización se encuentra en suelo urbano de uso residencial

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Los vecinos de Piletillas comienzan a ver la luz al final del túnel en su lucha porque su urbanización sea recepcionada de manera oficial por el Ayuntamiento. Objetivo para el que han solicitado la ayuda de la Diputación del Común y que permitiría, entre otras mejoras, desbloquear la implantación de la fibra óptica en este área teldense. Un renovado optimismo que llega fruto de la carta que la asociación de vecinos Eolo recibió recientemente por parte de la Concejalía de Urbanismo que viene a confirmar que, según las determinaciones del Plan General de Ordenación del municipio, el ámbito Piletillas se encuentra en suelo urbano consolidado de uso residencial.

Se trata de un requisito fundamental para que el barrio pueda recibir la certificación de la recepción de las obras de la urbanización o, en su defecto, la tácita recepción de las mismas. «Se ha incoado expediente específico a los efectos de recabar los preceptivos informes para que el órgano municipal competente pueda adoptar este acuerdo», señala Enrique Muñoz, presidente de Eolo, quien además recalca que la recepción tácita es una excepción que puede darse cuando existen una serie de requisitos, situación que se da con Piletillas.

Se trata de un importante paso que la asociación de vecinos pretende refrendar con una reunión con el alcalde lo antes posible, además del compromiso institucional de un calendario o plazo de elaboración de los correspondientes informes. «Somos conscientes de que estamos cerca del final, por lo tanto en cuanto el adjunto primero de la Diputación del Común, Felipe Afonso El Jaber, -figura encargada por este organismo para que lleve el caso- nos convoque a todas las partes, la obligación de todos será la de remar bien para llegar pronto a buen puerto», asevera Muñoz.

Según explicaron los propios vecinos a principios de mes tanto a la Diputación del Común como a la Delegación del Gobierno, el Consistorio estaba cometiendo una incongruencia al bloquear el despliegue de la fibra óptica en Piletillas al oponerse a conceder el uno de las canalizaciones a Telefónica, «cuando las mismas fueron instaladas por el Ayuntamiento», y al declarar esta urbanización como no recepcionada cuando Telde ya ha intervenido en proyectos de asfaltado, alumbrado o saneamiento.