Borrar
Vea la portada de Canarias7 de este sábado 25 de marzo
Un museo aguado por la dejadez

Un museo aguado por la dejadez

Patrimonio histórico ·

La Noria de Jinámar, un espacio que aspiraba a convertirse en una sala de exposiciones de referencia tras una inversión millonaria del Gobierno canario, continúa sumida en la desidia casi una década después

JUAN PÉREZ BENÍTEZ

Telde

Domingo, 6 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Hubo una época en la que la Noria de Jinámar aspiraba a ser un espacio de referencia cultural en la ciudad e, incluso, la isla. El Gobierno de Canarias invirtió casi dos millones de euros para su musealización, un proyecto que estuvo preparado para abrir sus puertas a principios de la década pasada, pero que finalmente acabó arrasado por los vándalos antes de recibir visitantes. Ahora, más de diez años después de que concluyese la obra, las imágenes a las que ha tenido acceso este periódico muestran el preocupante estado de abandono que arrastra desde entonces.

La ausencia de vigilancia y la falta de uso durante tanto tiempo hicieron que este proyecto, que iba a revitalizar Jinámar, cayera en un saco roto. Donde antes había paneles informativos, pantallas de plasma y piezas de gran valor histórico, ahora solo quedan escombros, basura, oscuridad y dejadez.

Cabe destacar que antes de ponerse sobre la mesa el plan para convertirla en una sala de exposición permanente, esta reliquia patrimonial también llevaba un largo periodo sumida en el olvido.

Imagen principal - Un museo aguado por la dejadez
Imagen secundaria 1 - Un museo aguado por la dejadez
Imagen secundaria 2 - Un museo aguado por la dejadez

Esta histórica infraestructura hidráulica del siglo XIX fue idea del IV Conde de Vega Grande, Agustín del Castillo y Bethencourt, un hombre que vivió esforzándose para agrandar su patrimonio y que proyectó en su hacienda de Jinámar la extracción continuada de aguas subterráneas con el fin mantener sus cultivos.

El terrateniente llevó a cabo esta innovación hidráulica, la cual causó gran expectación en la época y que a día de hoy sigue despertando admiración entre los amantes de la arqueología industrial. Entre las características de su estructura destacan los 30 metros de altura que existen desde el techo de la torre hasta el fondo del pozo, el mecanismo de elevación de aguas, el estanque y las canalizaciones.

Plan del Ayuntamiento

Desde la Concejalía de Patrimonio que dirige Héctor Suárez aseguran que se ha recuperado un proyecto para la instalación de la baja tensión que ya existía para su actualización, y que cuenta con una ficha financiera de 95.000 euros dotados por la Dirección General de Infraestructuras Turísticas del Gobierno de Canarias. «Una vez se haya concluido la revisión de este plan, lo siguiente será realizar un encargo a Gesplan para su ejecución», aseveran desde el gobierno local, aunque para ello primero habrá que darle un poco de mimo a las instalaciones.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Noticia patrocinada

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios