Imagen de la asamblea de afectados por la ampliación del aeropuerto celebrada en 2018. / C7

El Gobierno revela que solo 253 vecinos aceptan la reubicación de Ojos de Garza

Según los datos de la consulta, no se alcanzaría el 60% del apoyo necesario para que Aena costee el realojo de este barrio que cuenta con 929 viviendas

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN Telde

Parálisis a la mudanza. Ante la pregunta formulada por la diputada de Coalición Canaria, Beatriz Calzada, en el Parlamento de Canarias, el Gobierno canario informa que la consulta llevada a cabo en 2019 de forma conjunta por el propio ente regional, el Cabildo insular y el Ayuntamiento de Telde mediante 929 cartas dirigidas a los vecinos de Ojos de Garza que aún no se habían pronunciado si aceptaban o no un posible realojo que estaría financiado por Aena, solo se recibieron 19 manifestaciones favorables a dicha reubicación, que añadidas a las ya expresadas en 2018, suman un total de 253.

«Con esta cifra no se alcanza el 60% mínimo de adheridos, que es la condición que pone Aena para acometer de forma inmediata el realojo», explica en su respuesta la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno. Sin embargo, la institución no da por perdida la batalla. «Resulta patente el notable descenso del interés vecinal por el realojo, así que habrá que buscar fórmulas que lo incentiven», añade la misiva.

En cualquier caso, supone un frenazo a la solución que más enteros había ganado en los últimos años ante la imposibilidad de que el barrio permanezca en la ubicación actual. Y es que el Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria aprobado en 2001 contempla la construcción de una tercera pista de aterrizaje a poniente de la GC-1, obligando incluso a desviar la autopista. Una futura banda que afectaría a dicho núcleo poblacional y, en consecuencia, los terrenos y viviendas afectados debían de ser objeto de expropiación por parte de la Administración estatal.

Estas cifras se dan a conocer más de un año después tras la consulta realizada por CC en el Parlamento de Canarias

Sin embargo, al protesta vecinal representada por la plataforma de afectados por la ampliación del aeropuerto, que tuvo una enorme incidencia con huelgas, manifestaciones y todo tipo de acciones reivindicativas durante los últimos años, hizo que surgiera la alternativa del realojo a la expropiación. Y es que los habitantes de la zona no se contentaban con que se les fuera abonado el valor catastral de sus hogares y propiedades, puesto que lo consideraban inferior al coste real de sus bienes.

Así que para favorecer dicho realojo en un ámbito próximo a Ojos de Garza, concretamente en Montaña de las Tabaibas, el Gobierno de Canarias promovió y el Parlamento autonómico aprobó una ley que declaraba de interés general la reubicación no solo de Ojos de Garza, sino también de La Montañeta y el Caserío de Gando. Una intención que, ante las pocas novedades que han habido en los últimos tiempos, se ha ido enfriando y ahora, tras la citada consulta vecinal, esta opción se aleja y vuelve a cobrar peso una expropiación que de ejecutarse, se convertiría en la mayor de la historia de España.

Diseño para el nuevo barrio

El Gobierno de Canarias, a expensas de la respuesta definitiva de los vecinos, ha ido trabajando en la confección del diseño del nuevo barrio hasta el punto de haber invertido medio millón de euros y contemplar cuatro tipo de viviendas de 150, 120, 105 y 75 metros y edificios de pisos.

La plataforma de afectados no acepta los resultados al señalar irregularidades en el procedimiento

La plataforma de afectados de Ojos de Garza por la ampliación del aeropuerto no ve lógico que Coalición Canaria haga esta consulta ahora cuando aún tienen pendiente una reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres. «El encuentro estaba fijado para marzo, pero el estado de alarma lo impidió. Sin embargo, la reunión sigue en pie porque entendemos que se cometieron muchos fallos en la consulta y que los resultados no reflejan la verdadera voluntad vecinal», explica la presidenta, Margarita Alonso. Además, acusa a los diferentes dirigentes políticos de no haber actuado correctamente y de dejar de lado los intereses de los habitantes de Ojos de Garza para priorizar los de Aena. «Tenemos claro que hay una mano negra detrás que trabaja por impedir este acuerdo. Para nosotros lo primero son los vecinos», remarca la líder de la plataforma.

Asegura que la consulta no ha llegado, ni mucho menos, a todos los afectados, y desvela errores como el envío de cartas al barrio de La Montañeta de El Calero, en vez de a Ojos de Garza. «Llevamos años de retraso y al final han querido hacerlo todo a las carreras. Esto ha provocado que ni una cuarta parte de los vecinos se hayan enterado. Se ha generado una desconfianza entre la gente, que ya no se cree ninguna promesa», determina Alonso, cuya intención sigue siendo reunirse con Torres para desatascar este asunto.