Vista del recinto de La Barranquera, acabado y listo para abrir. / C7

El centro deportivo de La Barranquera espera por autorizaciones

El complejo lleva meses acabado, pero cerrado. El pacto tramita permisos para ejecutar las obras que darán luz a la parcela donde está el recinto

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Telde

La pregunta se la hace todo el que pasa delante del complejo deportivo de La Barranquera: '¿Por qué no abre?' Las obras acabaron en el verano pasado y, sin embargo, el edificio, muy esperado por la población porque dotará a la ciudad de dos piscinas municipales más, aún no ha abierto. La respuesta es un problema que persigue a este proyecto desde mucho antes de que se construyera: la parcela donde se levantó no tiene luz, carece de suministro eléctrico. El Ayuntamiento se comprometió con la adjudicataria de los trabajos a que ese escollo estaría resuelto para cuando acabasen las obras, pero no ha sido así. Por lo pronto, el gobierno local ya tiene incluso adjudicado el proyecto para electrificar este solar, pero los trabajos no han podido empezar porque «se está a la espera de las autorizaciones de varios organismos», según informó este lunes el edil de Obras, Eloy Santana, sin poder concretar mucho más.

En todo caso, se mostró optimista. «Estamos trabajando intensamente en hacer las gestiones pertinentes con organismos técnicos de los que dependemos para conseguir la luz para el edificio lo antes posible». Esos permisos, que confía en lograrlos cuanto antes, no implicarán la apertura inmediata del recinto, sino que darán vía libre a las obras de electrificación del solar, que, según estimaciones del edil, podrían estar acabadas en un plazo de tres meses. Por tanto, el complejo no abrirá antes de marzo de 2021.

Esos trabajos para dotar de instalación eléctrica al solar ya fueron adjudicados también hace meses, en concreto, en agosto. Los ejecutará Control y Montajes Industriales Cymi, S.A., por un importe de 565.168,70 euros. Se encargará, según reza en el contrato, de la fase 1 de la obra de instalación de media y baja tensión de alumbrado público de la Urbanización de Arauz, a la que pertenece el suelo donde se emplaza este complejo deportivo.

Esta infraestructura cuenta con una superficie de 5.177 metros cuadrados que dispondrá de dos piscinas (una de 8 calles y 25 metros y otra más pequeña para actividades recreativas), salas de musculación, de rehabilitación y colectivas, cinco pistas de pádel, una ludoteca, una cafetería y 120 plazas de aparcamiento. En el exterior ofrece una zona ajardinada de 1.350 metros cuadrados.

La constructora, la UTE conformada por Syocsa-Inarsa e iFitness Las Palmas Instalaciones Deportivas, que ya tuvo que esperar cuatro años desde que se lo adjudicaron (2014) hasta que pudo empezar las obras (2018), lo explotará durante 40 años tras invertir 4,5 millones de euros.