Estado actual que presenta el exterior del edificio que acogió Multicines Telde y que estuvo a la venta a principios de año. / C7

El Ayuntamiento descubre que el dueño de la concesión de los cines ya no es Multicines Telde

El gobierno local alerta al juzgado de que no puede pagarle 6,1 millones a la empresa adjudicataria porque ya no tiene derecho a cobrarlos

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Telde

Posible nueva vuelta de tuerca en el litigio abierto por el edificio y la concesión de los cines de Arnao en Telde, cerrados y abandonados desde 2011 en pleno casco de Los Llanos. Un simple anuncio en un portal web encendió las alarmas en el Ayuntamiento. Una inmobiliaria con sede en Almería puso a la venta el inmueble pese a que es propiedad municipal. Eso fue en febrero de este año. El consistorio indagó qué había detrás y ha descubierto, según informa la alcaldesa, Carmen Hernández, que el actual titular de la concesión de esos cines ya no es Multicines Telde, la empresa a la que Telde le adjudicó en 1998 la construcción y gestión durante 45 años de ese edificio, un inmueble con siete salas de cine y varios locales comerciales.

Esa entidad suscribió en su momento una hipoteca con el Banco Popular, absorbido por el Santander en 2018, y, como no pudo saldarlo, el banco ejecutó el contrato hipotecario y se quedó con el inmueble y con los derechos de la concesión. Ahora es, por tanto, la inmobiliaria del grupo, Aliseda, la que, en teoría, tiene a su cargo este vandalizado recinto comercial y de cines, ubicado en la calle El Roque. En todo caso, el anuncio en internet de la venta de este inmueble por 1,7 millones de euros lo puso otra inmobiliaria más pequeña, no Aliseda, y en él no se dejaba claro por ningún lado que en realidad el edificio es propiedad de una institución pública.

CRONOLOGÍA

  • El contrato Telde adjudica la construcción del edificio y su gestión posterior en 1998. Abre en 2007 y cierra en 2011 por falta de clientes. Empieza a reclamar daños y perjuicios.

  • La clave 20 de marzo de 2015. PP y CC aprueban en Junta de Gobierno pagarle a la adjudicataria 6,1 millones. Una semana después lo revocan.

  • El litigio La empresa denuncia y en 2018 el juzgado anula la revocación y da validez al primer acuerdo. En 2020 Telde y Multicines pactan un plan de pagos. Pero todo ha vuelto a torcerse.

¿Y todo esto qué consecuencias tiene? En opinión del gobierno local, muchas. Dice que lo cambia todo. ¿Por qué? Porque el Ayuntamiento ya estaba ejecutando un acuerdo al que había llegado con Multicines Telde para, en cumplimiento de una sentencia judicial, pagarle los 6,1 millones de euros (6.118.101) que le debía, más otros 975.000 euros en intereses, en un plan de pagos a cinco años, de 2020 a 2024. Es más, precisa la alcaldesa, antes de aparecer ese anuncio en una web, Telde ya le había abonado un primer pago, 1,1 millones de euros.

El problema estriba ahora, según la regidora, en que el gobierno local entiende que ese acuerdo ya no tiene validez porque el titular de la concesión, y provisionalmente, del edificio, ya no es Multicines Telde. Por lo tanto, explica, no es esa empresa la que debería cobrar esta deuda, sino un tercero, el actual titular. Para hacérselo saber al juzgado, ha promovido un incidente de ejecución de sentencia, presentado el 9 de mayo pasado, en el que le advierte de la falta de legitimación activa de Multicines Telde para reclamar el crédito pendiente. Le aporta un certificado del Registro de la Propiedad. Cuando, fruto del acuerdo llegado con Multicines Telde, el Ayuntamiento intentó inscribir el edificio a su nombre, el Registro le advierte de la imposibilidad de esa pretensión porque ya no pertenece al primer adjudicatario. Así las cosas, y así se lo dice al juez el consistorio en el incidente planteado, «el actual titular de la concesión, y por tanto, único legitimado para reclamar cualquier importe derivado» de la resolución judicial de ese juzgado «es la mercantil Aliseda SA», no Multicines Telde.

Además, fuentes municipales consideran que los responsables de la primera adjudicataria de los cines podrían haber incurrido con estos hechos en un presunto delito de estafa al haber suscrito documentos, entre otros, el plan de pagos pactado con el Ayuntamiento, «arrogándose la condición de titular de la concesión a sabiendas de que desde hacía tiempo ya no ostentaban esa condición tras la ejecución hipotecaria». Mientras tanto, el juzgado sigue apremiando al Ayuntamiento para que pague.

u

u

u