Un momento de la sesión plenaria de este jueves, en la que se estrenó Francisco García como alcalde. / C7

Santa Lucía rescata su nombre oficial completo para su imagen corporativa

Tras una moción de AV que todo el pleno secundó, el consistorio invertirá para ponerle el apellido 'de Tirajana' a sedes, uniformes o coches

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Santa Lucía de Tirajana

Siempre se llamó Santa Lucía de Tirajana. Así consta en el Registro de Entidades Locales desde 1986. Pero desde hace unos años para acá perdió por el camino el apellido 'de Tirajana', que es el que vincula a este municipio con el paisaje en el que nació, en la gigantesca caldera de erosión que comparte con San Bartolomé, y también con su pasado aborigen, porque el topónimo es de procedencia indígena. Desapareció de los documentos oficiales, de los coches, de los uniformes y hasta de la cartelería con la que se identifica a los edificios municipales. Las propias Casas Consistoriales, en el casco, se dejaron atrás la mitad del nombre oficial. AV apeló este jueves, vía moción, a que el Pleno acabase con esta deriva y se confabulase para hacer respetar su propia denominación. Tras un receso de cinco minutos que acabó alargándose, todos los grupos dieron su visto bueno unánime al rescate del topónimo Tirajana en la imagen corporativa del municipio.

Manuel Hernández, de AV, subrayó en su primera intervención que no consta acuerdo oficial alguno por el que un mal día alguien decidió suprimir parte del nombre, de ahí que instó a que se respetase y se defendiese. «Santa Lucía es una isla en el Caribe», le dijo al portavoz del PP, Sergio Vega, que previamente le había reprochado el tono de su moción. «Arroparse en banderas y símbolos son pan y circo, don Manuel», le soltó Vega.

Los grupos que forman el gobierno local, NC, La Fortaleza-CC y PP, le propusieron una transaccional que inicialmente no convenció a AV, que, a su vez, planteó un receso para consensuar posturas. Fruto de esa puesta en común resultó al final un acuerdo unánime, reconvertido en declaración institucional, con dos puntos. Uno, primero, en el que todos se comprometen a la utilización y defensa de la denominación correcta y completa del municipio en cualquier soporte y documentación oficial. Y otro, segundo, que dice que ese uso será de obligado cumplimiento una vez se apruebe un manual de identidad corporativa en el que se recoja la estructura completa del nombre y su correcta aplicación en vehículos, edificios o papelería.

La edil no adscrita Beatriz Mejías renuncia a su acta de concejal y da entrada a la siguiente en la lista de Podemos, Raquel León

La edil de Identidad, Yaiza Pérez, explicó que parte del camino ya está hecho porque el gobierno del mandato 2015-2019 ya dejó un manual casi terminado y que queda presupuestar el coste de aplicar la nueva imagen corporativa.

En esta misma sesión de este jueves, la primera de Francisco García (NC) como alcalde, se dio el visto bueno con carácter inicial a la ordenanza que regulará los huertos urbanos municipales y se aprobaron dos reconocimientos extrajudiciales de crédito para saldar 26.310 euros a los grupos políticos con cargo a las asignaciones que por derecho les corresponden. La interventora volvió a advertir de que el Ateneo está inmerso en causa de disolución, por lo que instó a que se le amplíe su capital social para solventarlo, y exhortó a disolver la sociedad mixta Socum por acumular años de pérdidas, trámite en el que ya trabaja el gobierno local.

Al acabar la sesión, la edil no adscrita Beatriz Mejías confirmó que ha renunciado a su acta de concejal «por motivos personales». La siguiente en la lista de Podemos es Raquel León.

No renuncia al partido judicial que reclama Agüimes

El alcalde, Francisco García, aclaró también durante la sesión que el partido judicial de Santa Lucía sigue existiendo y que el municipio no renuncia a él, pese a que esta semana Agüimes aprobó en sesión plenaria pedir al Estado y al Gobierno de Canarias que el partido judicial del sureste se ubique en su territorio.

García hizo esta puntualización a raíz de una intervención de Manuel Hernández, de AV, en la que le reprochaba que el gobierno local desistiese de esa histórica reivindicación municipal. Sin embargo, el regidor explicó que lo que ha hecho el Ayuntamiento es solicitar al Gobierno canario la reversión al patrimonio municipal del solar que le cedió en su día para que construyese los juzgados en Vecindario. Esa petición, insistió, no implica que renuncie a tener sede judicial. Es más, dice que la idea es que ese suelo siga teniendo ese fin. Lo que harán es adecentarlo para el uso provisional que se le está dando, que es el de aparcamientos.

Como prueba de esa apuesta, dio cuenta de las gestiones que se están haciendo con el Gobierno canario para la implantación en Vecindario de una Oficina Judicial de Municipio, que es la nueva figura que se contempla en el anteproyecto de ley de Eficiencia Organizativa del Servicio Público de Justicia, prevista para desahogar a los tribunales de instancia ya operativos. En ellas se podrá hacer hasta el 80% de los trámites de los procedimientos.