Borrar
Captanieblas, a la izquierda, instalados en la base del Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA 21). C7
La primera base militar del mundo abastecida con agua de niebla está en Gran Canaria

La primera base militar del mundo abastecida con agua de niebla está en Gran Canaria

12 dispositivos puestos en las instalaciones del Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA 21) del Pico de Las Nieves producen 200.000 litros al año para su consumo

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 7 de agosto 2023, 23:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA 21) situado en el Pico de Las Nieves, a 1.945 metros de altitud, ha instalado 12 dispositivos que captan el agua de las nieblas y la almacenan en unos depósitos con capacidad para 600.000 litros. Se trata de un proyecto pionero a nivel mundial que aporta una solución sostenible y ecológica para obtener agua en una zona aislada con escasez hídrica.

«Es un orgullo para nosotros ser la primera base militar que se abastece de agua de niebla, aprovechando un recurso natural que tenemos en esta zona privilegiada», afirma el comandante de este escuadrón de las cumbres de Gran Canaria, Ignacio Borraz Gracia.

El objetivo del proyecto es proporcionar agua potable al personal del escuadrón, así como para el riego de las zonas verdes y el mantenimiento de los equipos de esta instalación. Según los cálculos de la empresa Canaria Nieblagua SL, encargada de la instalación, los 12 captadores pueden producir unos 200.000 litros de agua al año, lo que supone un ahorro económico y energético considerable.

Recogedores de Aguas Atmosféricas

El sistema funciona mediante unos dispositivos llamados Recogedores de Aguas Atmosféricas (RAA), unas estructuras volumétricas y multicapa que retienen las pequeñas gotas de agua que forman las nieblas cuando entran en contacto con unas mallas especiales. El agua robada a las nieblas se conduce luego por gravedad hasta unos filtros y unos depósitos, sin necesidad de ningún tipo de energía ni generación de residuos.

Los RAA ocupan poco espacio (solo 1,6 metros cuadrados por unidad), recogen mucha agua en función de los parámetros climatológicos, soportan condiciones climatológicas adversas de viento, tienen una alta estabilidad y resistencia, no requieren complicadas obras de instalación ni mantenimiento y tienen un mínimo impacto visual.

«Los RAA son el resultado de varios años de investigación y desarrollo y están patentados por nuestra empresa. Hemos diseñado unos captadores que imitan lo que la naturaleza hace de forma espontánea mediante la precipitación horizontal, obteniendo agua de alta calidad sin afectar al medio ambiente», explica el director técnico de Nieblagua, Ricardo H. Gil Casanova.

Otra imagen de los dispositivos vistos desde el pinar que rodea la base militar.
Otra imagen de los dispositivos vistos desde el pinar que rodea la base militar. C7

La captación de agua de las nieblas es una técnica que se ha estudiado y aplicado en diferentes lugares del mundo desde hace más de 70 años, especialmente en zonas áridas o semiáridas donde el agua es un recurso escaso y valioso. El agua obtenida se puede usar para diversos fines (agricultura, ganadería, reforestación, consumo humano, etc.), contribuyendo a la conservación del medio ambiente.

Además, esta técnica contribuye a la mitigación del cambio climático al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al transporte, bombeo y tratamiento del agua. «Es una forma de obtener agua sin huella ecológica, sin consumir energía ni generar residuos. Cero CO2», destaca Gil.

Suministro seguro y constante

La instalación de los RAA en el Pico de Las Nieves ha sido posible gracias al empeño del EVA 21, a través de su comandante, Ignacio Borraz, y de su capitán, Francisco Javier Morán Martín, para tener una fuente de agua no tradicional como son las aguas superficiales o subterráneas dentro de sus instalaciones. Así, en caso de quedar aislados como ocurrió en 2017 con el incendio que asoló las cumbres de la isla, podrán ser totalmente autónomos y contar con un suministro seguro y constante.

Este proyecto demuestra que la captación de agua de las nieblas es una alternativa viable y ecológica para obtener agua en cantidad y calidad en zonas con escasez hídrica. Además, fomenta la concienciación social sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y el uso racional del agua. Por último, supone un ejemplo de innovación y sostenibilidad que sitúa a Gran Canaria y a España a la vanguardia mundial en este campo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios