Foto del sector próximo al Faro de Maspalomas. / JUAN CARLOS ALONSO

Poca afluencia en las hamacas en el sur y aceptación general del pago con tarjeta

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El primer día de cobro del alquiler en el servicio de hamacas y sombrillas en las cuatro playas en las que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana tiene concesión de Costas transcurrió con relativa normalidad, según informan fuentes municipales, con poca afluencia por un viento frío que reinaba en el ambiente y con una aceptación general del pago por tarjeta, a excepción de una pareja en El Veril (El Cochino), que se negó a abonar la cuota por ese sistema y se tuvo que llamar a la Policía Local.

En este segundo día del restablecimiento del servicio en las playas de Maspalomas, Playa del Inglés, Meloneras y El Cochino, se terminaron de distribuir las tumbonas y sombrillas en los sectores que faltaban (se han colocado nueve), aunque no todos estuvieron operativos a falta de que estos días se les dote de mallas nuevas cortavientos. Los trabajadores se adaptaron bien al uso de los datáfonos, aunque dos o tres dieron ciertos problemas por falta de cobertura o de batería.

Teniendo en cuenta que todavía no están en servicio las 1.000 hamacas y 500 sombrillas que ya se han desplegado en la arena, y pese al mal tiempo, los sectores con más afluencia fueron el del Faro de Maspalomas, el sector 5, que es el nudista, y el 7, el vinculado al cliente LGTBI.