El jefe de Costas y varios técnicos, en Tauro, dentro del vallado. / C7

La playa de Tauro vuelve al Estado, pero seguirá cerrada

Costas firmó este miércoles el acta de reversión de la cala, cuya gestión estaba concedida a Anfi Tauro SA. Este grupo anuncia que recurrirá la medida

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Mogán

La playa de Tauro, en Mogán, vuelve a estar en manos públicas, es decir, del Estado, tras más de cinco años bajo responsabilidad de una empresa privada, pero los usuarios, por ahora, no van a notar la diferencia, salvo por la ausencia de los vigilantes de seguridad que custodiaban con celo el arenal. Una valla aún impide el paso a la cala, por lo que, aún cuando el Gobierno central ha recuperado la gestión directa sobre este trozo del litoral, sigue cerrada al baño.

Esa recuperación formal de la playa se produjo este miércoles y duró en torno a 45 minutos, que fue el tiempo en el que permanecieron reunidos sobre la misma arena, para la firma del acta de reversión de la concesión, Alberto Martín, nuevo jefe de la Demarcación de Costas de Canarias, organismo que depende del Ministerio de Transición Ecológica, y el abogado representante de la ya exconcesionaria. Costas lo había intentado varias veces desde mayo pasado y Anfi Tauro lo había ido retrasando mediante reiteradas peticiones de medidas cautelares a los tribunales. Su último recurso llegó hasta la Audiencia Nacional, pero se lo desestimó, lo que desbloqueó la firma de ayer.

Con todo, el Grupo Anfi ya remitió este mismo miércoles un comunicado en el que subraya que no comparte la reversión de la playa «impuesta por el Ministerio de Transición Ecológica, anuncia que recurrirá «por todos los medios legales necesarios» y advierte de que exigirá «una indemnización por daños y perjuicios». Defiende que ha cumplimentado todos los trámites establecidos para la concesión y que, por tanto, es el «legítimo titular» para asumir su gestión. Recuerda que lo que hoy es Tauro es fruto de «una iniciativa empresarial cien por cien privada, que ha supuesto un gran esfuerzo inversor y por la que peleará hasta las últimas instancias».

Mientras tanto, ahora falta resolver qué pasará con la playa. El jefe de Costas solo apuntó este miércoles que la administración del Estado tratará de coordinar con el Ayuntamiento quién asume la gestión y en qué condiciones, por lo que tampoco despejó la duda de cuándo se reabrirá al baño. Sus condiciones no son las de una cala cualquiera porque, entre otras cosas, estuvo en obras y estas no llegaron a acabarse. La playa era de callaos y fue cubierta con toneladas de arena de fuera.

Mogán quiere asumir la cala

¿Van a reabrir la playa? ¿Nos dejarán bañar? Fueron las primeras preguntas que hicieron este miércoles los vecinos que vieron el trasiego en Tauro de funcionarios, coches oficiales, policías locales y guardias civiles. Ya tienen ganas tras 5 años con la cala cerrada al baño. La primera respuesta es un 'ya veremos'. Aún no se sabe. La segunda: 'mejor que no', o 'no todavía'. En todo caso, ni Costas ni Ayuntamiento saben a ciencia cierta si se expondrían a una sanción ni por parte de quién. Puede que todas estas dudas empiecen a despejarse hoy jueves, en una primera reunión entre ambas administraciones. La alcaldesa, Onalia Bueno, dijo este miércoles que Mogán quiere asumir la gestión, pero que no lo quiere hacer de cualquier manera. Antes de abrirla quiere que la playa cuente con servicios de socorrismo