Presentación del inicio del trabajo de campo. / C7

La plataforma para la comunidad energética de Arinaga costará más de un millón de euros

El Cabildo inicia el trabajo de campo para informar del proyecto a las empresas del polígono. Prevén que interese a entre 50 y 100 de ellas

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Agüimes

La plataforma digital que gestionará la comunidad energética del polígono industrial de Arinaga, en Agüimes, exigirá una inversión de más de un millón de euros, según las estimaciones del coordinador técnico de Desarrollo Económico, Soberanía Energética, Clima y Conocimiento del Cabildo, Raúl García Brink. Avanzó que los pliegos del contrato están muy avanzados y que se licitarán en breve. La financiación saldrá de los dos millones previstos para este proyecto en los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

Esta comunidad energética es un proyecto piloto a escala mundial que permitirá crear una especie de mercado interior de la energía en el que las empresas que tengan excedentes podrán vendérselos a las que estén cerca y quieran utilizarlo. García Brink se mostró confiado en que la iniciativa suscitará el interés entre los empresarios. Un estudio del Instituto Tecnológico de Canarias prevé que este sistema pueda suponerles un 40% de ahorro en la factura energética.

García Brink visitó este lunes la zona industrial junto al alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, y el presidente de la Entidad de Conservación de la zona industrial, Ecoaga, Juan Acosta, para anunciar el inicio del trabajo de campo que permitirá difundir el proyecto entre las 630 empresas del polígono. Durante dos meses, cuatro jóvenes del programa NOE (Nuevas Oportunidades del Cabildo) que están contratados por el Cabildo visitarán las distintas entidades para informarles sobre la comunidad energética y las ventajas que puede reportarles, y para pedirles también autorización para, mediante una plataforma, acceder a sus patrones de consumo y hacer luego un estudio sobre cómo podría funcionar la comunidad. García Brink estima que en una primera fase podrían sumarse al proyecto entre 50 y 100 empresas, pero el alcalde cree que serán más, dados los elevados precios actuales de la energía.