Imagen de la lluvia de pétalos durante la procesion de la Virgen del Pino. / cober

La 'Petalada' a la Virgen del Pino, el acto más espectacular de la festividad de Gran Canaria

7.000 pétalos de rosas llovieron desde los balcones y azoteas de la Calle Real de Teror al paso de la imagen durante la procesión

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La lluvia de pétalos que tuvo lugar durante la procesión de la Virgen del Pino por el casco histórico de Teror durante el día grande de las fiestas en honor a la Patrona de Gran Canaria, constituyó este jueves el acto más espectacular de la festividad insular en la villa mariana.

Miles de pétalos de rosas, rojas y amarillas, volaron desde los balcones y azoteas que dan a la Calle Real cuando el trono con la imagen pasaba por ella, entre vivas a la Virgen del Pino. Fueron 7.000 los pétalos lanzados sobre la talla y el cortejo que la acompañaba.

La ' Petalada', como es conocida en Teror, fue organizada por un equipo de 30 personas, dirigido por Kike Guerra y Toni Tadeo. Los pétalos fueron conseguidos por iniciativa de un grupo de ciudadanos, a través de una campaña solidaria para llevar a cabo este espectáculo de gran belleza visual.

El trono con la imagen, el manto rojo que la acompaña en las fiestas del Pino, la comitiva eclesiástica que la acompañaba, las autoridades que la seguían y los militares que abrían y cerraban el cortejo fueron víctimas de la lluvia de pétalos.