Pequeños desprendimientos en el interior de la basílica de Teror

La basílica de Nuestra Señora del Pino, en Teror, registró estos días pequeños desprendimientos de uno de los cuatro escudos que hay en su cúpula.

Desde hace tiempo la Iglesia ha alertado sobre el deterioro que está sufriendo la zona, como consecuencia de las humedades y filtraciones. Esta parece ser la causa de esta leve caída de cascotes que no ocasionaron núngún daño, ni obligaron al cierre de la basílica, aunque sí se han adoptado algunas medidas de seguridad.

Los responsables del templo han demandado reiteradamente a las autoridades la necesidad de realizar una actuación para reparar las zonas más afectadas. Está prevista la ejecución de una actuación de seguridad, con la instalación de una malla.

Las últimas obras de restauración en la basílica de Nuestra Señora del Pino se ejecutaron hace ya medio siglo y urge ya nuevas actuaciones de mantenimiento de este patrimonio.