Puerta de entrada al punto limpio de Montaña Cardones, en Arucas, uno de los ocho de la isla. / ARCADIO SUÁREZ

Los ocho puntos limpios de Gran Canaria abren la tarde de los domingos a partir de mañana

Desde el 1 de febrero los kilos de escombros que se pueden depositar son 500 y no 150. Antes del verano operarán los dos nuevos puntos móviles

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La red de puntos limpios del Cabildo abrirá los domingos por la tarde a partir de mañana, ampliando hasta las 20.00 horas el horario que hasta ahora cumplían en esa jornada las ocho instalaciones que la integran, que era de 08.00 a 14.00 horas.

Esta es solo una de las novedades incorporadas a la gestión de los puntos limpios y plantas de transferencia de residuos con la reciente entrada en vigor de la ordenanza que regula el servicio y la renovación durante diez años del contrato de prestación con la empresa Urbaser.

El pasado miércoles entró también en vigor la ampliación de las cantidades de escombros (mezcla de hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos, nunca materiales que contienen yeso, amianto o alquitranes) de obras domésticas que pueden depositarse en los puntos limpios y que se han triplicado, pasando de 150 a 500 kilos.

A corto plazo, en un plazo de tres a cinco meses, está prevista la puesta en marcha de dos puntos limpios móviles que visitarán todos los municipios, priorizando los más alejados de las ocho instalaciones actuales, y la implantación de la gestión digital documental de las entradas y salidas de residuos.

La adecuación de las instalaciones a la normativa de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, mediante la creación de un recinto cerrado para su correcto almacenamiento temporal, es otra de las mejoras programadas a corto plazo.

El acondicionamiento general de los puntos limpios (asfaltado, pintura, reparación o sustitución de algunos elementos, etc.) y la mejora del sistema de vigilancia completan esa lista.

En las plantas de transferencia de La Aldea y Guía, la apertura se ampliará durante este mes a los domingos y festivos consecutivos y las fracciones de residuos que reciben aumentarán desde la única actual, la del contenedor gris, a los envases ligeros (contenedor amarillo), papel y cartón (azul) y residuos voluminosos.

En la planta de Guía también se ampliara a la orgánica a medida que los ayuntamientos la vayan implantando.

Asimismo está prevista la incorporación antes del verano de una báscula de pesaje de camiones en la planta de La Aldea (en la de Guía ya existe) y la ampliación y mejora general de equipos e instalaciones.

Además, el Cabildo prevé implantar varias mejoras ambientales tanto en los puntos limpios como en las plantas de transferencia, entre ellas la instalación de placas fotovoltaicas y la sustitución de las actuales luminarias por otras LED, así como en la accesibilidad y los vehículos que se incorporarán.