Una de las cámaras del complejo del Roque de Los Muchachos en la que se aprecia el efecto de la ceniza. / EFe

La nube de cenizas llega al norte de La Palma y a los telescopios del IAC

La ceniza cubre las cúpulas e instalaciones del Roque de Los Muchachos, así como el paisaje, casas y carreteras en Tijarafe, Puntagorda y Garafía

EFE Villa de Garafía (La Palma)

La nube de cenizas que ha arrojado de madrugada el volcán de Cumbre Vieja han cubierto de modo significativo a los municipios de la comarca noroeste de La Palma y ha llegado a los telescopios del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en el Observatorio del Roque de los Muchachos, a 2.426 metros de altitud.

Si bien en otras ocasiones la ceniza había sido desplazada hasta esta zona por el viento, en esta ocasión cubre por completo toda la orografía de esa zona del norte de la isla de La Palma.

Con la luz diurna se pueden contemplar a través de las imágenes que ofrecen las webcams instaladas en el complejo astrofísico, como la ceniza cubre las cúpulas y el resto de instalaciones.

Vídeo.

En los municipios de Tijarafe, Puntagorda y Garafía, la ceniza cubre por completo el paisaje, así como viviendas y carreteras. «Se trata de una ceniza muy fina que no había llegado antes hasta aquí de esta manera tan copiosa», explica a EFE el propietario de un bar en Tijarafe, municipio más próximo al Valle de Aridane.

Pero la cantidad de ceniza también es importante mucho más al norte, en Garafía, donde barrios como Cueva de Agua o Santo Domingo, en la costa norte, han amanecido cubiertos de negro.

En Puntagorda un vecino ha señalado a EFE que «la calidad del aire no parece del todo buena, se respira un olor extraño y amaneció el pueblo con una densa capa de humo, es necesario usar mascarilla al menos en estos momentos», ha indicado.

La lluvia de ceniza emitida ha sido intensa en esta última noche alcanzado incluso a los municipios del norte. / EFE

En este sentido, según recoge la web del Cabildo de La Palma, en la que se ofrecen los datos de índice de calidad de aire de las diferentes estaciones repartidas por la geografía insular, la estación de Puntagorda ha medido 53,11 ug/m3 de materia particulada PM-10 medidos a las ocho de la mañana de este domingo.

Esta medida se encuentra lejos de los 20 ug/m3 que considera como bueno este parámetro de partículas en suspensión.

Según el Pevolca, la ceniza volcánica es cualquier material de grano fino que tenga menos de 2 milímetros de diámetro. Es roca que ha explotado y ha sido despedazada por el vapor dentro del volcán. El viento dispersa las cenizas en diferente dirección y velocidad.