Borrar
La querella se instruye en el Juzgado número 4 de la capital majorera. C7
Newport desoyó desde febrero de 2023 el aviso de sus socios y actuó con «hechos consumados»

Newport desoyó desde febrero de 2023 el aviso de sus socios y actuó con «hechos consumados»

Los socios iniciales plantearon reparos al plan de trasladar el proyecto a Gran Canaria y dar entrada a otra compañía

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 9 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

José Antonio Newport, dueño del grupo que lleva su apellido, lleva más de un año desoyendo las advertencias de sus socios Volcano y Alquimia de evitar los «hechos consumados» en la gestión de la empresa Dreamland Studios SA. Esas advertencias le fueron remitidas primero por correos electrónicos y después por burofax. Al comprobar que hacía caso omiso, los citados socios presentaron querella por tres presuntos delitos societarios.

Tras ser admitida a trámite, la querella está siendo instruida en el Juzgado número 4 de Puerto del Rosario, en el que José Antonio Newport debe comparecer el día 28 en calidad de investigado (lo que anteriormente se conocía como imputado).

Según la querella, José Antonio Newport constituyó la mercantil Dreamland Studios SL con dos socios: Dreamland Studios SA (el propio Newport, Volcano y Alquimia) y Key Travel (Grupo Lopesan), todo ello «ocultando los términos de su constitución» a Volcano y a Alquimia, a lo que se une el hecho de haber «trasvasado el proyecto original y el fondo de comercio de Dreamland Studios SA a la compañía de nueva constitución», dejando a los querellantes «con un porcentaje descaradamente diluido y sin ninguna capacidad de decisión ni control en esta nueva mercantil».

Noticia relacionada

Asimismo, a través de Dreamland Studios SL ha «formalizado contratos con terceros comprometiendo a la mercantil Dreamland Studios SA al desembolso de más de cinco millones de euros, sin que los querellantes hayan tenido capacidad de valorar ni de decidir sobre este compromiso en la correspondiente Junta General de Accionistas». De hecho, la Junta correspondiente a 2022 no se ha celebrado.

El primer correo

El 19 de febrero de 2023, el dueño de Volcano, Sebastián Álvarez, envió un correo electrónico a Newport en el que compartía «algunas inquietudes» tanto suyas como de Carlos Albero, de Alquimia. El correo se refería al plan avanzado por Newport de 'trasladar' el proyecto de unos platós audiovisuales y un parte temático de Fuerteventura a Gran Canaria y Tenerife, contando para ello con nuevos socios. «¡Entre entusiasmos», dice el correo, «nos surgían muchos interrogantes! ¿En qué términos y condiciones se van a cerrar estos acuerdos? (...) Pero, para avanzar adecuadamente sería justo, loable y entendible que no nos queramos ver en situaciones de hechos consumados».

Ese mismo día, Newport contestó con un correo en el que anunciaba que la negociación para el proyecto en Gran Canaria estaba «muy avanzada» y que «se constituirá sociedad nueva de la cual nos quedamos con un 66% vía Dreamland Studios SA».

También el 19 de febrero de 2023 los socios alertaron a Newport que no les parecía «interesante» lo planteado para Gran Canaria, dejando constancia de sus objeciones a «meter un socio al 34% que luego aparte nos vende un suelo y hace caja con nosotros». «No me interesa», afirma tajante Carlos Albero en su correo. En idénticos términos se manifestó, igualmente por correo electrónico, Sebastián Álvarez: «Para el inmenso trabajo que va a implicar esto, quedarme en calidad de esclavo sin voz ni voto con un 17%... prefiero quedarme haciendo mis peliculitas internacionales».

Sin comunicar sus decisiones

Pese a esos avisos, José Antonio Newport siguió adelante, todo ello sin comunicar sus pasos a sus socios. El 23 de marzo de 2023 constituyó Dreamland Studios SL, con él mismo como administrador único. El capital social quedó fijado en 600.000 euros, de los que Dreamland Studios SA desembolsó el 24% y el objeto social es el mismo que el de Dreamland Studios SL, con una denominación «prácticamente idéntica, hasta confundible», según se destaca en la querella.

En mayo de 2023, los socios iniciales se enteran por la prensa del contrato de patrocinio del Gran Canaria de Baloncesto por parte de Dreamland Studios & VR, esto es, la nueva compañía, por un importe de unos 4 millones de euros, si bien Newport no ha hecho entrega del contrato de patrocinio.

En junio de 2023, los querellantes acceden al proyecto presentado por Newport ante el Cabildo para los permisos de los platós y el parque temático en Telde, donde descubren que Newport Media Films & Films SL (propiedad de José Antonio Newport) tiene el 40% de participación; Key Travel SAU (Grupo Lopesan) posee un 35% y Dreamland Studios SA queda con «un pírrico porcentaje del 26%. Una participación que en la realidad, tal y como ha reconocido el querellado, es del 24%. Pero que todavía a día de hoy» los querellantes no conocen «con fehacencia porque el Sr. Newport les ha negado la escritura de constitución de la mercantil». En la práctica, Alquimia y Volcano se han quedado con un 6% cada una de la nueva sociedad.

A todo eso se une que los querellantes se han encontrado con que Newport ha suscrito con Lopesan un contrato de opción de compra de los terrenos de El Cortijo por 5 millones de euros.

El 2 de julio de 2023, Carlos Alberto envió a Newport un nuevo correo mostrando su rechazo ante lo ocurrido. El 3 de octubre Volcano y Alquimia solicitaron a Newport copia de la escritura de constitución de la nueva sociedad, así como las actas de las juntas generales de la nueva mercantil y el contrato de patrocinio con el Gran Canaria de Baloncesto, así como cualquier contrato suscrito con Lopesan. También se reclamó la convocatoria de Junta General de socios.

La respuesta de Newport, según la querella, fue salir «por la tangente invocando un rosario de preceptos penales por unas actuaciones que, a su entender, el Sr. Albero está cometiendo sobre los derechos que dicen ser propiedad de la mercantil», derechos que los querellantes entienden que son propiedad de Alberto. Además, Newport reclamó a Volcano el pago de 637.500 euros, a Alquimia la misma cantidad y a Dreamland Studios 5.007.261,89 euros. «Este burofax», subraya la querella, «hace patente el elevado desembolso económico que el Sr. Newport, con sus desleales maniobras patrimoniales, obliga a realizar a la compañía y a sus socios minoritarios, pretendiendo incluso diluir aún más si cabe su participación en el proyecto».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios