Borrar
Terreno urbano en venta en Fuerteventura. C7
Newport, con un catálogo inmobiliario y una querella a cuestas

Newport, con un catálogo inmobiliario y una querella a cuestas

El pleito de Dreamland ·

La batalla entre socios refleja el interés del empresario por el negocio imobiliario, pese a que Dreamland se presenta como referente audiovisual

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 10 de mayo 2024, 22:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Una empresa con vocación de sacar adelante un proyecto audiovisual puntero o una compañía con intereses prioritarios en el campo inmobiliario y donde lo audiovisual es secundario? Es la pregunta que surge al hacer una lectura de conjunto de los avatares del proyecto de Dreamland -primero en Fuerteventura y ahora en Gran Canaria-, la querella interpuesta por antiguos socios del empresario José Antonio Newport y la propia web del Grupo Newport, donde las operaciones inmobiliarias tienen un gran protagonismo. De hecho, serían su principal fuente de ingresos junto con los cursos de formación.

En la querella que se instruye en el Juzgado número 4 de la capital grancanaria, donde José Antonio Newport debe comparecer en calidad de imputado el próximo día 28, las mercantiles Volcano y Alquimia (socios de Newport en su proyecto audiovisual en Fuerteventura) dejan constancia de que desde comienzos de 2023 habían mostrado sus reservas sobre la entrada de nuevos socios sin conocimientos en el negocio audiovisual, en el que sí tienen experiencia los querellantes.

Además, entienden que se ha laminado su presencia accionarial, reducida a un «pírrico» 6% para cada mercantil en la nueva sociedad creada por Newport para el proyecto en Gran Canaria.

10 millones de euros

Es la cantidad que, según la querella que se instruye en un juzgado majorero, suma el perjuicio producido hasta la fecha por José Antonio Newport a sus socios iniciales.28

28 de mayo

Ese día en debe declarar en calidad de imputado (lo que ahora se llama investigado) José Antonio Newport.

En febrero de 2023, el propio José Antonio Newport envió a sus socios un correo electrónico sobre la participación en la sociedad de nueva creación (Dreamland Studios SL) donde ya dejaba constancia de su interés por la calificación de los terrenos elegidos en Gran Canaria: «La próxima semana espero cristalizar el acuerdo. Básicamente se constituirá sociedad nueva de la cual nos quedamos con un 66% vía Dreamland Estudios SA. El terreno será urbano (mucho más rápido para el interés insular)».

Se refiere con ello a la tramitación ante el Cabildo de una declaración que permite agilizar los trámites administrativos para los platós, el centro formativo y el parque temático audiovisual a edificar en los terrenos del actual campo de golf de El Cortijo.

Noticia relacionada

Al respecto, el mismo 19 de febrero Carlos Alberto, de la empresa Alquimia, ya le advirtió que no compartía dar entrada a un socio «al 34% que luego aparte nos vende un suelo hace caja con nosotros, que no tiene idea alguna de todo lo que debemos desarrollar ahí a nivel tecnológico y que a nivel societario me deja con un 17% de ese proyecto». Pese a esos reparos, Newport, según el relato de la querella, continuó adelante con una operación donde lo inmobiliario gana protagonismo. El nuevo socio es Key Travel, del grupo Lopesan, propietario de los terrenos en El Cortijo.

Ese proyecto está ahora a expensas del visto bueno del Cabildo para la declaración de interés insular. El Órgano Ambiental de la corporación insular emitió un primer informe en el que condiciona dicha declaración a la introducción de decenas de cambios y uno de ellos es clave desde el punto inmobiliario: reduce la edificabilidad, debiendo pasar de los 51.098 metros cuadrados construidos previstos a 35.000.

Fuerteventura, Marruecos y Cabo Verde

En su web corporativa, el Grupo Newport presume precisamente de su actividad inmobiliaria. «Grupo Newport», dice la web «tiene una importante presencia en los mercados inmobiliarios de Canarias (Gran Canaria, Fuerteventura, Tenerife y Lanzarote), Cabo Verde (Sal, Boa Vista y Maio) y Marruecos (Tarfaya) con diversos proyectos de desarrollo urbanístico y bienes inmuebles de gran envergadura».

El de Tarfaya va ligado a la reactivación de la línea marítima entre ese puerto marroquí y Fuerteventura, una conexión que ha generado gran controversia por los reparos del sector primario ante el miedo a la introducción de plagas y la competencia de productos marroquíes, una tesis que también secunda desde el Gobierno canario el consejero del área, Narvay Quintero.

En su catálogo inmobiliario, Newport incluye el proyecto Salinas Resort, con dos parcelas hoteleras: una de 29.062 metros cuadrados, con una superficie edificable total de 14.501 metros cuadrados. Asegura que permitirá «la construcción de un hotel de alto-standing (4 o 5 estrellas), con una oferta total de 482 camas hoteleras».

En cuanto a la parcela hotelera 16B, la superficie total es de 25.017 metros cuadrados, y la edificable de 14.810 metros, con capacidad para un hotel de 421 camas.

También en Fuerteventura, Newport promueve el proyecto Sector 2, en Caleta de Fuste, con una superficie total de actuación de 363.000 metros cuadrados. «Este terreno urbano de uso turístico», señala en su web, «ofrece dos parcelas de uso hotelero con una superficie total de casi 100.000 metros cuadrados, que permiten la construcción de dos hoteles de alto standing (4 y/o 5 estrellas), con una oferta total de 1.618 camas hoteleras».

En Cabo Verde también promueve tres proyectos inmobiliarios, dos en la isla de Sal y el tercero en Maio.

Promotor. Arriba, José Antonio Newport; debajo, detalle de la recreación del proyecto llamado Dreamland.
Promotor. Arriba, José Antonio Newport; debajo, detalle de la recreación del proyecto llamado Dreamland.
Caleta de Fuste. En la web corporativa se usa esta imagen para la promoción de un proyecto vinculado al golf.
Caleta de Fuste. En la web corporativa se usa esta imagen para la promoción de un proyecto vinculado al golf.

Pero no acaba ahí la oferta inmobiliaria de Newport. Quien entre en su página corporativa se encontrará con tres ofertas, todas ellas en Fuerteventura: dos terrenos urbanos en Corralejo y un local en Puerto del Rosario.

El precio de los solares son 199.000 euros y 169.000 euros. El primero de ellos es parcela con una superficie de 650 metros cuadrados «y permite la construcción de una vivienda unifamiliar con una superficie de 195 metros cuadrados».

En cuanto a la parcela P-8.4 «ofrece una superficie de 600 metros cuadrados y permite la construcción de una vivienda unifamiliar con una superficie de 150 metros cuadrados».

El local comercial en la capital majorera tiene una superficie total de 648,85 metros cuadrados, está situado en la calle León y Castillo, en planta baja, y dispone de «entrada, recepción, sala de exposición, 2 oficinas, 10 despachos, amplia sala de juntas con office, 2 aseos, office, almacén, sala de archivos, sala informática (+almacén)». Añade que está disponible de inmediato y da dos posibilidades: alquiler o alquiler con opción de compra. El precio de venta que aparece es de 1,5 millones de euros.

Medios de comunicación

Por último, el empresario José Antonio Newport entró el pasado año también en el campo de los medios de comunicación, al hacerse con el control de la productora Etiazul, S.L. A través de una ampliación de capital de 200.000 euros, según publicó en septiembre de 2023 el periódico digital 'Canariasahora' «el empresario majorero ha pasado a ser el principal partícipe» de Etiazul, SL, «a cuyo frente ha colocado a su asesor fiscal de confianza, José Luis Pérez Cruz».

Etiazul es la responsable del digital 'Tiempo de Canarias' y de producciones audiovisuales emitidas por Televisión Canaria. La empresa fue fundada por el periodista Pedro Guerra, fallecido este año.

El Cabildo mantiene intacta su «hoja de ruta» audiovisual

La hoja de ruta trazada por el Cabildo de Gran Canaria para el desarrollo de la industria audiovisual en la isla no se parará si los problemas entre socios hacen inviable la ciudad del cine prevista en Telde. Así lo aseguró ayer el presidente de la corporación insular, Antonio Morales, al ser preguntado por las consecuencias de la querella interpuesta por dos socios iniciales de Dreamland Studios. Sobre la fuga de inversores para la ciudad del cine proyectada en el municipio grancanario de Telde que esta querella pueda ocasionar y sobre su potencial inviabilidad, Morales dijo ayer a los periodistas, antes de participar en unas jornadas científicas con motivo del Día Internacional de la Enfermera, que «Gran Canaria tiene una hoja de ruta respecto del sector audiovisual, que está teniendo, además, un éxito extraordinario, con más de 120 producciones en 2023», cifra que va camino de repetirse este 2024. «Los platós que pusimos en marcha están a tope, el de última generación que inauguraremos en los próximos meses ya tiene una demanda extraordinaria, con colas para poder rodar en Gran Canaria», dijo. Aunque ha admitido que es importante que Dreamland se asiente en Gran Canaria y contribuya a reforzar esta industria, afirmó que «no es la única posibilidad alternativa para seguir avanzando».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios