Estela de Gamona, la pieza estrella de las nuevas incorporaciones de grabados rupestres de la isla. / C7

El Museo Canario suma varios grabados rupestres a su muestra

Las piezas incorporadas son de Mogán y San Bartolomé de Tirajana. La estela de Gamona, una laja de las rampas de Tauro, es la estrella

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Cabildo y El Museo Canario han recuperado y puesto al alcance de la ciudadanía varios ejemplos de manifestaciones rupestres que se han incorporado a la exposición permanente de la galería para celebrar el Día Internacional de los Museos.

Las manifestaciones rupestres incorporadas proceden de San Bartolomé de Tirajana y de Mogán y son un tipo particular de grabados que se identifican por ser representaciones, realizadas tanto en soportes móviles como fijos, en las que predominan los motivos geométricos ejecutados, sobre todo, mediante incisiones profundas.

Estos grabados prehispánicos se localizan de forma preferente en la mitad sur de la isla, con concentraciones destacadas en enclaves como las estribaciones de Amurga, cuyo inventario arqueológico se está actualizando en estos momentos; la zona alta del Barranco de Fataga; o las rampas de Tauro, de donde procede la estela de Gamona, la pieza estrella de la nueva muestra.

Otros grabados rupestres de la población prehispánica incorporados al Museo Canario. / C7

Se trata de una laja de grandes dimensiones, en una de cuyas caras se realizaron numerosos grabados geométricos que cubren la práctica totalidad de su superficie, y que fue levantada de su contexto original en la década de los 90 y, tras permanecer un tiempo expuesta, fue retirada por razones de conservación.

Su incorporación a la exposición ha sido ampliamente demandada en las redes sociales, por su excepcional interés y singularidad, incorporándose a la pieza unos recursos museográficos que contribuyen a su adecuada explicación.

La nueva exposición se completa con otras tres piezas de dimensiones más reducidas y con grabados incisos, que fueron levantadas en distintos contextos del sur, tras haber sido halladas de forma casual y estimarse que corrían peligro de expolio.

El consejero de Patrimonio Histórico del Cabildo, Teodoro Sosa, destacó la importancia de la colaboración ciudadana, vital para localizar estos elementos arqueológicos, para adoptar medidas preventivas respecto a los mismos y para incrementar sensiblemente el número de yacimientos con manifestaciones rupestres en los últimos años.