Vista de la explanada para aparcar en Arguineguín conocida como Plaza Negra. / C7

Mogán tasa en 11 millones las dos parcelas por las que le reclaman 32

El Ayuntamiento pedirá un préstamo a largo plazo para evitar el pago de intereses de demora. La familia ya dice que rechaza la valoración

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Mogán

El Ayuntamiento de Mogán tasa en 11,5 millones de euros las dos parcelas de Arguineguín por las que la familia Del Castillo le reclama 32,4 millones de euros. El gobierno local llevó este viernes entre los asuntos de urgencia del pleno de octubre los dos expedientes con las nuevas tasaciones, hojas de aprecio que ahora serán notificadas a la otra parte, los propietarios del suelo, para que en el plazo de 10 días hábiles contesten si están o no de acuerdo. Los dos puntos salieron con el voto a favor del ejecutivo (Ciuca) y la abstención de PSOE y PP. NC no acudió a la sesión plenaria.

El Tribunal Supremo ratificó en marzo y mayo de 2021 dos sentencias previas del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), ambas de 2020, por las que se le reconocía el derecho a la familia Del Castillo y Del Castillo a la expropiación de dos piezas de suelo que le ocupó el Ayuntamiento a finales de los 80. Con ese aval judicial, los dueños del suelo reclaman a Mogán el pago del valor de esos solares. Por la Plaza Negra, en Arguineguín, que se usa como explanada para aparcar, piden 17.828.326 euros, y por el suelo donde está el Complejo Deportivo David Jiménez Silva, 14.653.786 euros. Sin embargo, como explicó este viernes la alcaldesa, Onalia Bueno, al consistorio le parecen «excesivas», las rechaza y propone otras. Explicó que, tras contratar a uno de los mejores equipos de España en tasaciones, Mogán plantea un valor de 2.634.174 euros por los 7.015 metros cuadrados de la Plaza Negra y de 8.875.186 euros por los 23.204 metros cuadrados del suelo del complejo deportivo. Si la familia no los acepta, añadió Bueno, serán trasladados a la Comisión de Valoraciones de Canarias, organismo imparcial que dirimirá el conflicto y propondrá su propia tasación. Si tampoco se ponen de acuerdo, que, según la alcaldesa, será lo probable, entonces el justiprecio acabará en los juzgados, por lo que se dilatará el conflicto mientras crecerían los intereses de demora.

Para evitarlo, Bueno anunció este viernes la contratación de un préstamo a largo plazo de 11,5 millones de euros para consignarlos en el juzgado. Ese depósito, abundó, impedirá que corran los intereses de demora. En cualquier caso, se solicitará el crédito aunque la familia acepte la tasación.

Por lo pronto, Pedro del Castillo Bello, uno de los dueños del suelo, anuncia ya que rechazan esas valoraciones. Es más, asegura que el Ayuntamiento les ha reducido la parcela de la Plaza Negra a una tercera parte. «Nos intentan robar». A su juicio, « esas valoraciones de los técnicos son ridículas y no se ajustan al precio de mercado». Deja claro que la alcaldesa nunca se ha reunido con él tras la ratificación del Supremo y advierte de que la familia ha pedido a los tribunales la imposición de multas a los funcionarios de Mogán por no haber trasladado ya los expedientes a la Comisión de Valoraciones de Canarias. Por lo pronto, ya remitieron uno.

Tanto el PSOE como el PP reprocharon a Ciuca que llevara un asunto tan grave por la vía de urgencia. Además, Maicol Santana en el pleno (PP) e Isabel Santiago (NC), vía comunicado, advirtieron este viernes de que el interventor alerta de que la concertación de un préstamo en 2022 supondría incumplir el principio de estabilidad presupuestaria y la aprobación de un plan de ajuste. Y NC, que reprocha a Bueno que se no se sentara a negociar con la familia, anuncia que solicitará el inicio del expediente para la exigencia de responsabilidad patrimonial con la idea de que sean los responsables políticos los que asuman el pago de los 11,5 millones.

De 29 millones de remanentes a 301.000 euros

Por otra parte, la oposición criticó también este viernes la gestión económica de Ciuca durante el debate del expediente por el que el Pleno aprobó una modificación presupuestaria de 1,4 millones de euros (1.444.205), de los que 1,3 millones (1.295.558) irán destinados a pagar a la familia Del Castillo intereses de demora y procesales desde 2013 por la expropiación de los terrenos de la Loma de Pino Seco, donde se sitúan hoy viviendas sociales.

Tanto Artemi Artiles, del PSOE, que habló de «gestión nefasta», como Maicol Santana (PP) censuraron que en menos de un año los 29 millones de euros de remanentes de tesorería que dejó 2020 se hayan quedado en solo 301.000 euros.NC acusa directamente a Bueno de «llevar a Mogán a la bancarrota». Por su parte, la alcaldesa aclaró que buena parte de esos remanentes se «han gastado en pagar expropiaciones e intereses heredados de gobiernos anteriores».