Playa de Maspalomas, en una imagen reciente, sin hamacas ni sombrillas. / Juan carlos alonso

1,6 millones al año a Emursa por las hamacas en las playas de San Bartolomé

El encargo a la empresa municipal será aprobado hoy en el pleno. La alcaldesa, Conchi Narváez, espera restablecer el servicio cuando antes, y el edil de Litoral, Samuel Henríquez, califica el paso de «logro histórico»

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El Pleno del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana aprobará hoy encargar a la empresa municipal Emursa el servicio de temporada, de hamacas y sombrillas, en Playa del Inglés, El Cochino, Maspalomas y Meloneras. La corporación, que para ello ha tramitado la municipalización de esta prestación, pagará a la entidad pública 1,6 millones de euros al año (1.631.000 euros), de los que la mayor parte, 1,3 millones, irán destinados a pagar al personal, 43 trabajadores que están en ERTE desde marzo de 2020 y que serán subrogados de la contrata anterior, Perfaler. El servicio no pudo restablecerse tras la pandemia porque la ley lo impide al estar el contrato vencido desde 2011.

En principio, el encargo será por un año, aunque la voluntad del gobierno municipal es prorrogarlo hasta 2024, que es el plazo hasta el que tienen concedida autorización por Costas para explotar los servicios de temporada. Esos 43 empleados (7 encargados, 28 oficiales de tercera con plus de permanencia y 8 oficiales de 3ª sin ese plus), prestarán el servicio con 3.994 hamacas y 2.100 sombrillas.

SAmuel Henríquez

El edil de Litoral, Samuel Henríquez, insiste en que se cumplen los plazos previstos y que, de hecho, después de la aprobación plenaria, Emursa ya podrá iniciar la actividad. No se tocarán por ahora las tarifas para no retrasar el restablecimiento del servicio. «Una vez culmine este proceso, podemos hablar de un logro histórico, porque con esta municipalización consolidamos la situación laboral de los trabajadores, que pasarán a la empresa municipal, y conseguiremos una mejora considerable del servicio». Anuncia que empezarán con 10 sectores.

Otro avance tendrá que ver con la digitalización progresiva de la prestación, que podrá reservarse por internet, y la compra de hamacas y sombrillas, más modernas y cómodas.

«Será un servicio más actual, más acorde, más moderno, más adaptado a las necesidades y demandas de un turista que cada vez es más exigente», apunta la alcaldesa, Conchi Narváez, quien confía en que pueda estar operativo cuanto antes.