Miquel Serra. / Televisión canaria

El meteorito habría sido «peligroso» si hubiese caído en tierra, según el IAC

Miquel Serra eleva el diámetro a una horquilla entre 15 centímetros y un metro

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Miquel Serra, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y administrador del Observatorio del Teide, ha señalado este jueves en Televisión Canaria que el meteorito que activó las alarmas el miércoles en Gran Canaria habría sido «peligroso» si, en lugar de caer al mar, llega a hacerlo en tierra.

«La onda expansiva podría haber causado daños importantes en una zona habitada. No tanto el choque como la onda expansiva», dijo Serra, que recordó un precedente en ese sentido en Rusia hace una década.

Según el IAC, por lo que ya se va sabiendo, estamos ante «un meteoro que acabó convirtiéndose en meteorito al llegar al mar».

Respecto al tamaño, agregó que «por lo que hablan los testigos, a lo mejor estamos hablando de u na roca entren 15 cm y un metro de diámetro.

Es difícil de decir». En todo caso, apostilló, «no hablamos de pequeños fragmentos como los que se ven en una lluvia de estrellas».

Miquel Serra Ricart ha señalado que la caída de bólidos era algo habitual al principio del sistema solar, de modo que la Tierra era un «infierno», hasta al punto que se dice que los dinosaurios desaparecieron por la colisión de un cometa.

El bólido se vio hacia las 15.35 horas del miércoles como una estrella fugaz desde La Palma y Tenerife, mientras que en Gran Canaria se oyó un fuerte estruendo.

Desde el IAC se admite que, a pesar de «todo el instrumental de que disponemos, no tenemos capacidad suficiente» para detectar con antelación un fenómeno de estas características.