Vista parcial del muro, y de las escaleras de acceso a sus entrañas, de la presa de Soria, el vaso inferior de la central hidroeléctrica de bombeo. / C7

REE licita las obras de la desalinizadora y de las seis turbinas-bomba de Chira-Soria

La planta de El Pajar y el tren de generación son elementos no afectados por la alternativa que se seleccione finalmente en la declaración de impacto

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Red Eléctrica de España (REE) ha sacado a concurso la construcción de la desalinizadora de agua de mar de El Pajar y el diseño y suministro del tren de generación de la central hidroeléctrica de Chira-Soria sin que el proyecto constructivo del salto de agua esté aprobado definitivamente ni tenga la declaración de impacto ambiental favorable.

Según la concesionaria, la planta de desalación y el tren de generación son «elementos no afectados por la alternativa que finalmente se adopte en la declaración de impacto ambiental» para el conjunto del proyecto. El objetivo es «adecuar los plazos previstos de adjudicación a la previsión de inicio de las obras en la primera parte del 2021»

CIFRAS MÁS RELEVANTES

  • Fechas El inicio del contrato de la desalinizadora se fija para el 30 de abril de 2021. El fin del contrato tren de generación se establece el 22 de junio de 2027

  • Capacidad La capacidad de la planta de El Pajar, 2,7 hectómetros cúbicos al año, es la solicitada por el Cabildo para llevar el excedente a las cumbres

  • Presupuestos En el proyecto reformado II se estima en 71,77 millones el coste de los equipos eléctricos, en 7,07 su montaje y en 17,27 el de la desalinizadora

La licitación de las obras de la desalinizadora, por la que empezará la central, prevé que el contrato comience el 30 de abril de 2021 y acabe el 31 de marzo de 2023, tres años después. Incluye el diseño, ingeniería, suministro, montaje y puesta en servicio de una planta capaz de producir 2,7 hectómetros cúbicos al año (7.800 metros cúbicos al día), sus dotaciones asociadas y los servicios de operación y mantenimiento en la fase de entrenamiento.

La concesionaria adecúa los plazos de adjudicación a la previsión de inicio de las obras de la central en la primera mitad de 2021

La capacidad es la solicitada por el Cabildo, y no la que propone REE en el proyecto reformado II de la central (5.200 metros cúbicos al día o 1,8 hectómetros cúbicos al año), para generar un excedente y aprovechar la impulsión hasta Soria con el objetivo de conducirlo luego hasta la Cruz de Tejeda y garantizar así el riego agrícola, la reforestación y la lucha aérea contra los incendios en las cumbres.

El anuncio contempla tres bastidores de ósmosis inversa en lugar de los dos previstos en el proyecto final registrado para obtener la declaración de impacto, en el que el presupuesto de la desalinizadora asciende a 17,27 millones de euros.

El tren de generación

REE ha licitado también el diseño y suministro de los seis equipos principales del tren de generación de la central, lo que incluye la ingeniería, suministro, supervisión, asistencia y puesta en marcha de las turbinas, los generadores, los convertidores, las válvulas de admisión y de guarda y el sistema de instrumentación y control.

Para las seis turbinas-bomba tipo Francis reversible que se alojarán en la caverna de la central, el anuncio pone como fecha de inicio del contrato el 22 de julio de 2021 y como fecha final el 22 de junio de 2026, esto es, 59 meses más tarde, cuando el proyecto constructivo propone terminar la central y todas sus instalaciones asociadas en 70 meses (5 años y 10 meses). Con las seis se logra una potencia de turbinado de 200 MW y de bombeo de 220 MW.

El proyecto final REE estima el presupuesto de los equipos eléctricos en 71,77 millones y en 7,07 millones su montaje.

Los dos anuncios, publicados en el Diario Oficial de la Unión Europea, fijan el plazo máximo para recibir ofertas para el día 26 de agosto.

Ambos sostienen que esta instalación de almacenamiento de energía «es una eficaz herramienta de operación del sistema eléctrico para mejorar la garantía de suministro, la seguridad del sistema y la integración de las renovables en la isla». Chira-Soria, dicen, «constituye una infraestructura esencial para avanzar hacia la sostenibilidad del nuevo modelo energético canario, basado en las renovables».