Borrar
Juan Francisco Suárez (izquierda) y Gregorio Santana reclaman para el barrio el local a su espalda. Cober
Las Palmas de Gran Canaria

La Vega de San José reclama Las Tenerías

Vecinos de este barrio de Las Palmas de Gran Canaria piden al Ayuntamiento recuperar para las personas de la tercera edad un local social que se encuentra vandalizado y okupado

Rebeca Díaz

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 2 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Con las necesidades que tiene el barrio y esto está abandonado», se queja Juan Francisco Suárez Santana, presidente de la asociación de vecinos Las Tenerías, delante del local social que durante muchos años fue sede de esta entidad y que se ubica en un pasillo que conecta las calles Córdoba y Málaga en el barrio de la Vega de San José, en Las Palmas de Gran Canaria. Un espacio que, denuncia, se cerró «hace unos siete años» y en la actualidad se encuentra «cayéndose a cachos y okupado» por jóvenes migrantes que pernoctan en él.

Asegura que estas dependencias, cercanas al parque de educación vial que acoge esta zona del Cono Sur capitalino, fue cedido por el Gobierno de Canarias a sus residentes gracias a una gestión que él mismo lideró.

Recuerda que «en los años 70» la zona «era un vertedero», época en la que «este local comenzó a fabricarse». Por eso los vecinos «decidimos pedirle al Gobierno de Canarias que nos lo dejara».

Apunta que la solicitud tuvo sus frutos y «nos hicieron un documento y nos lo cedieron». Y que fueron los residentes, con el apoyo del Ejecutivo regional y del Cabildo de Gran Canaria, los que terminaron de edificar y acondicionar las instalaciones, además de crear «unas canchas deportivas para el barrio».

«El Gobierno de Canarias, además de cedernos el local nos dio 3 millones de pesetas, el Cabildo de Gran Canaria 8.200.000 pesetas y la aportación de los vecinos fue de otros dos millones, con lo que en total la inversión fue de 13.200.000 pesetas», dice desglosando las cantidades invertidas para acondicionar la zona.

Los vecinos piden recuperar el espacio. Cober
Imagen principal - Los vecinos piden recuperar el espacio.
Imagen secundaria 1 - Los vecinos piden recuperar el espacio.
Imagen secundaria 2 - Los vecinos piden recuperar el espacio.

Explica que un cambio en su situación laboral, en los años 80, le llevó a renunciar a continuar al frente de Las Tenerías. «Ascendí a subcomisario de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria y entendí que no era compatible seguir con la asociación, por eso decidí cederle el local al Ayuntamiento», rememora quien también preside la asociación Veteranos de la Policía Local.

«Solicité al Gobierno de Canarias que se lo cediera al Ayuntamiento y me hicieron un certificado que yo, que era motorista, llevé personalmente en la moto al Ayuntamiento», agrega sobre ese traspaso.

Mal uso

Sin embargo, reconoce que las cosas no salieron como él había previsto. Pues dice que las personas que asumieron la responsabilidad de relevarle al frente de la entidad vecinal no cumplieron con su cometido y usaron el espacio para fines ajenos a los permitidos en un local social.

«Conseguían alimentos y los vendían», apunta sobre la actividad irregular que asegura se comenzó a desarrollar en la sede de Las Tenerías.

«También alquilaban el local para las bodas y demás», apostilla Gregorio Santana Ramírez, presidente de la asociación Pensionistas y Jubilados de la Vega de Las Tenerías, quien reclama igualmente que estas instalaciones se recuperen para las personas mayores del barrio.

Asimismo, añade que este local social que solicitan para la Vega de San José se cerró por orden judicial. «Los vecinos denunciaron y el juzgado lo mandó cerrar», manifiesta.

Daños

Desde entonces, ha experimentado un considerable deterioro al que ha contribuido las acciones vandálicas que ha sufrido. Entre ellas, «un incendio» provocado por personas que comenzaron a okuparlo tras su clausura. «Prendieron fuego a los colchones y hasta vinieron los bomberos», apuntan los vecinos.

Un declive que confirman ha continuado ya que a día de hoy aún hay personas que duermen en estas dependencias municipales. «Reventaron las rejas que había en las ventanas y las utilizan como escaleras para subir y bajar», comenta Juan Francisco Suárez Santana.

«Lo que le pedimos al Ayuntamiento es que entregue este local al barrio», dice quien recuerda que esta petición se ha hecho por escrito al Consistorio y se ha llevado a la Junta de Distrito. Además, exige que se devuelvan las pertenencias de la asociación que se encontraban en su interior en el momento del cierre.

«Esto le daría mucha vida a la gente mayor», insiste Gregorio Santana Ramírez sobre las posibilidades que se abrirían para este sector de la población del barrio si contara con un lugar en el que reunirse, socializar, realizar actividades y organizar bailes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios