El depósito provisional acoge los escombros que son retirados por el servicio de Limpieza. / Arcadio Suárez

Urbanismo concede autorización al vertedero provisional de escombros de la subida del Lasso

El solar, de titularidad municipal, lleva acumulando residuos de obras de construcción y demolición desde el pasado mes de agosto

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento capitalino emitió hace un mes una resolución favorable para el uso como escombrera provisional de un solar municipal que se encuentra en la avenida de Amurga, en la subida del Lasso, y que venía siendo utilizado para este fin desde agosto del año pasado.

Hasta ahora, el servicio municipal de Limpieza venía utilizando esta finca como depósito de sacos de obras sin esta autorización. Pero un requerimiento emitido por la por la Agencia de Protección del Medio Natural adscrita al Gobierno de Canarias, a raíz de una denuncia realizada por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), ha obligado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a dar este paso. « La actividad denunciada se corresponde con el emplazamiento provisional de los restos de vertidos de escombros (en su mayor parte de construcción y demolición) no autorizados y resultantes de obras domésticas que se descubren en la vía pública, solares y laderas de los distintos barrios de la ciudad por parte del Servicio Municipal de Limpieza, respondiéndose al carácter perentorio definido en la conservación en adecuadas condiciones de ornato, calidad ambiental y seguridad en el tránsito de la población», explica el contenido de la resolución del área municipal de Urbanismo.

Otra perspectiva del vertedero temporal del Lasso. / Arcadio Suárez

Desde el grupo de gobierno se justificó la decisión y se negó que se hubiera cometido ninguna irregularidad. «Ese espacio es suelo municipal, no se ha operado de manera irregular», se explicó, «se habilitó una zona de acopio acotado de escombros y de material de construcción en la zona tras el incremento de vertidos ilegales por parte de algunos vecinos».

Lo normal es que este tipo de residuos sean trasladados al vertedero de Salto del Negro pero como el servicio está pendiente de adjudicación, el grupo municipal de gobierno determinó que los escombros se fueran acumulando en este solar que está a la subida del Lasso, mientras se resolvía el problema del atasco del contrato correspondiente.

El dato

  • 53.655 metros cuadrados. Es la superficie del solar que se está utilizando para el depósito de escombros del Lasso. Se encuentra en pleno barranco, en una sucesión de bancales producto de la acción humana y separadas por taludes de unos veinte metros

El servicio municipal de Limpieza solicitó el permiso para el acopio de los residuos el 10 de mayo de este año, casi nueve meses después de haber iniciado el depósito de escombros. Y dos días después, el 12 de mayo, los técnicos de Urbanismo respondían que «su carácter provisional, hasta tanto se resuelva administrativamente la nueva adjudicación al gestor autorizado, su limitado alcance superficial, su volumen limitado y su condición de residuos no peligrosos acumulados en bolsas herméticamente cerradas, se entiende coherente con el supuesto de exención de los requisitos de autorización».

Cuatro condiciones

La autorización se concede hasta que se adjudique el servicio de gestión de estos depósitos. Y se le impone cuatro condiciones: que se señalice y se prohíba el acceso al vertedero a toda persona no autorizada; que se cierre mediante la colocación de un vallado; que se planten árboles y arbustos de porte suficiente para favorecer la integración ambiental y paisajística del depósito; y, por último, que se asuma el compromiso de que una vez que cese en su funcionamiento, el solar sea reacondicionado.

El portavoz de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Francis Candil, criticó que se haya autorizado ahora el depósito de escombros cuando llevan desde agosto haciendo uso de él. «No solo mienten cuando dicen que va a ser temporal sino que además han estado operando de modo irregular», explicó.

El edil denunció que ninguna de las condiciones que se imponen a la autorización de este vertedero se cumplen en la actualidad. Es más, aseguró que la imagen de abandono que supone la escombrera es tal, que lo que está haciendo el Ayuntamiento es animar a que particulares se desplacen también hasta este punto para depositar sus residuos de obras.

Imagen del vertedero del Lasso. / Arcadio Suárez

El Ayuntamiento niega que se entierren los escombros depositados

El portavoz del grupo municipal de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Francis Candil, considera que el vertedero del Lasso sigue siendo «ilegal» y su existencia «demuestra la falta de gestión y la incapacidad de este gobierno para hacer un tratamiento de residuos de la manera correcta», así como para adjudicar el nuevo contrato de tratamiento de residuos.

Candil duda de la condición temporal de la escombrera del Lasso. «El Ayuntamiento miente cuando dice que va a ser temporal porque han pasado por allí tractores para aplanar los escombros», denunció, «como el vertedero ha crecido varios metros, están enterrando los sacos con tierra».

Sin embargo, este extremo fue desmentido por parte del grupo municipal de gobierno a través de un portavoz autorizado, quien aseguró que «no es cierto» e insistió en que se trata de «una zona temporal y transitoria».

Candil entiende, por su parte, que este asunto acabará en la Fiscalía de Medio Ambiente debido al rechazo que ha provocado entre los vecinos de este barrio de la capital grancanaria, situado en el distrito de Vegueta-Cono Sur-Tafira.

En febrero pasado, el grupo político municipal nacionalista ya denunció que la acumulación de sacos con escombros en la subida del Lasso iba creciendo de manera muy rápida. El concejal Candil aseguraba entonces que la acumulación de residuos iba en contra de la normativa de residuos europea.