Un momento de la reunión de los representantes de los trabajadores y concejales de PP, CC y Cs. / C7

Trabajadores de limpieza de FCC denuncian que se les utiliza para forzar al Ayuntamiento a pagar

Portavoces de limpieza viaria, selectiva y carga lateral explicaron este martes a la oposición que peligra su nómina de diciembre por la deuda municipal

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

«La empresa nos está utilizando para ir contra el Ayuntamiento porque no le paga». Así resumía ayer Fabio Rodríguez, presidente del comité de empresa de residuos sólidos y recogida de vidrio (carga lateral) de Fomento Construcciones y Contratas, Medio Ambiente SAU (FCC), la situación de los 350 empleados de la parte privada que atiende el servicio de limpieza en la ciudad que ven peligrar su nómina de diciembre y los meses siguientes, después de que este martes se les comunicara que había orden de ingreso de la paga de Navidad, que debían haber recibido el día 15.

«Llevamos dos años padeciendo esto», explicaba tras la reunión que mantuvo junto a los presidentes de los comités de limpieza viaria y recogida selectiva, Francisco Martín y José Javier López, respectivamente, con concejales del PP, CC y Cs para exponerles la problemática que tienen debido a la «nulidad» en la que están los contratos de los diferentes servicios, en algunos casos desde 2016 y 2017. A lo que se suma la situación de «limbo» en la que aseguran están «los 47 trabajadores» que se incorporaron a la recogida de basura en marzo de 2020 en una contratación por emergencia por el estado de alarma que aún sigue.

Rodríguez criticó que FCC se excuse en el impago del Consistorio para no abonar salarios y que los trabajadores hayan tenido que pedir ayuda a familiares.

Insistió en que FCC «nos está utilizando para venir al Ayuntamiento a hacer el trabajo que ellos no hacen», pues dijo que la empresa les comunicó que «no nos van a pagar los salarios y que sabemos lo que tenemos que hacer para cobrarlos».

El representante de los trabajadores señaló que desconoce lo que el Consistorio adeuda a la empresa y que su preocupación «es que los trabajadores cobren a final de mes su nómina».

No descartan la huelga

Rodríguez señaló que «los trabajadores no queremos la huelga» porque «sabemos que es un servicio esencial para la ciudad». Pero avanzó que «si nos vemos obligados a realizar una huelga porque al finalizar el año esas nóminas no están pagadas, vamos a ir a la huelga». Dijo sentirlo «por los ciudadanos, porque no se lo merecen», pero «estamos cansados». Y recordó que los compañeros de playas y balnearios ya han presentado un preaviso.

Manifestó su inquietud por los contratos «en nulidad» y su repercusión en los trabajadores, y reclamó a Inmaculada Medina que «saque los pliegos a concurso, porque es ilícito que se esté dado contratos a dedo».

Algo que trasladó junto a sus compañeros a los ediles de la oposición, a los que también confirmó que la parte privada está supliendo las carencias de la pública los fines de semana, lo que dijo que obliga a incorporar a personal fuera de turno y triplica el trabajo de la flota de camiones.

También el portavoz de limpieza viaria Francisco Martín expuso su preocupación porque «llevamos más de cuatro años en la nulidad». Y pidió «que se saque ya el concurso público» porque de lo contrario «vamos a volver a tener este problema» a final de 2022, y recordó que esta amenaza de impago ya la vivieron en diciembre pasado.

José Javier López, portavoz de la recogida selectiva, indicó que el contrato de este servicio «está vencido desde 2017» y lo prestan «con el mismo personal», salvo una pequeña incorporación, «porque la recogida de contenedores se hace tres y cuatro veces en semana» ya que «hay unos 200 contenedores que se han quemado estos años y no se han repuesto». En su caso el problema de impago se agrava, pues «tenemos la paga con la nómina».

El concejal del PP Ángel Sabroso habló de «un grave problema de gestión» en muchas áreas y «uno de los máximos exponentes» es limpieza. Denunció que el Ayuntamiento, «con más dinero que nunca, paga tarde y mal» a las empresas, lo que afecta a sus trabajadores.

Francis Candil, edil de CC, dijo que «estamos en el suma y sigue de los problema de la limpieza» con «un Ayuntamiento que incumple descaradamente la ley de contratos», algo que «castiga a los trabajadores».

Lidia Cáceres, concejala de Cs, recordó que los trabajadores de FCC «tuvieron el mismo problema» en diciembre pasado y se les pagó «bajo amenaza de huelga».