Estado en que quedó la mampara de seguridad del chófer de la línea 21. / C7

Rompe a puñetazos la mampara de seguridad de una guagua en Escaleritas

El hombre reaccionó de manera violenta cuando el chófer le pidió que bajara porque estaba molestando a otros pasajeros

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Un hombre rompió, a puñetazos, la mampara de seguridad que protege la zona de conducción de los guagüeros después de que el chófer le pidiera que abandonara el vehículos porque estaba molestando al resto del pasaje.

Los hechos ocurrieron en la tarde de este viernes en la línea 21. A consecuencia de la rotura del panel, el conductor sufrió algunos rasguños en las manos, pero desde Guaguas Municipales se informó de que «se encuentra bien».

El agresor se había subido a la guagua en la calle Olof Palme y, desde primer momento, se situó junto al puesto de conducción. Desde allí, empezó a molestar a los otros pasajeros, llegando incluso a impedir que algunos validaran sus títulos de viaje.

«Estaba molestando y escupiendo», informaron desde la compañía pública de transporte.

Ante estos hechos, a la altura de la parada 310, en la Avenida de Escaleritas, el conductor le invitó a bajarse. Esto provocó la reacción violenta del individuo. «Empezó a pegarle puñetazos a la mampara hasta que la resquebrajó», confirmaron las fuentes consultadas en Guaguas Municipales, «después, se dio a la fuga».

Los viajeros fueron llevados a otra guagua para que pudieran llegar a su destino y la compañía municipal puso los hechos en conocimiento del Cuerpo Nacional de Policía.

Aunque las cifras están pendientes de confirmar, esta agresión es la número 33 que sufre el transporte público capitalino en lo que vamos de año.