Los vecinos de Las Rehoyas recordaron con emoción a Puche junto a su mural./ COBER

Los vecinos de Las Rehoyas recordaron con emoción a Puche junto a su mural. / COBER

Puche es eterno en Las Rehoyas

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Una placa explicará a futuras generaciones lo que todos saben en Las Rehoyas: que Puche vivió entregado a los demás. Los residentes de este barrio instalaron ayer una placa explicativa en el mural que se pintó hace un mes para recordar a José Puche, fallecido en diciembre de manera inesperada. «Era como una ONG ambulante, siempre ayuda a las personas más necesitadas», explica Tony Farías, uno de los impulsores del homenaje. Para evitar que su recuerdo se esfumara, unos vecinos del barrio -el grupo de la palmera- contactaron con Matías Matas, de Sabotaje el Montaje, para que hiciera un mural con su rostro. La pintura desprende la bonhomía de este hombre que organizó la primera asociación cultural, que participó en la asociación de vecinos y que impulsó el primer banco de alimentos cuando llegó la pandemia. Se fue ayudando y sin pedir nada.