CC-UxGC solicita que la actuación contemple urbanizar la carretera de Las Perreras. / C7

El plan especial de La Mayordomía inicia su camino administrativo

La comisión de pleno acuerda llevar un primer documento al Órgano Ambiental que determinará los usos de este conjunto histórico

REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Ccanaria

La Comisión de Pleno de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento capitalino aprobó ayer el acuerdo de iniciación del Plan de Protección y Ordenación La Mayordomia (SG-15) y remisión al Órgano Ambiental. Un documento que será remitido al pleno de este mes de septiembre y que plantea la ordenación del entorno de la finca y del conjunto histórico de las conocidas como Casas de La Mayordomía y la ermita de San Antonio Abad, atendiendo a lo establecido en la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias, ya que esas edificaciones están declaradas como Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1995.

El plan especial que impulsa el Consistorio se desarrolla como un borrador previo a la Evaluación Ambiental Estratégica Simplificada, que determinará los usos, y esboza las líneas generales del modelo de desarrollo propuesto para el área que ocupa el Sistema General SG-15, que abarca una superficie de 10,88 hectáreas de suelo clasificado por el PGO como suelo urbanizable sectorizado no ordenado, que hasta los años 60 del pasado siglo se usó como finca de plataneras principalmente, y que se ubica entre los núcleos de Casas de Abajo, Las Perreras, Hoya Andrea y muy cerca de Lomo Los Frailes, Tamaraceite y Almatriche.

El plan del Ayuntamiento recoge cinco alternativas de ordenación para el nuevo parque de La Mayordomía atendiendo a las líneas de actuación fijadas, tales como la conservación del conjunto de edificaciones, la integración de las infraestructuras existentes, la recuperación de parte de los usos de la finca incluyendo la habilitación de zonas de esparcimiento y recreo o la integración de la vegetación característica de la zona, entre otras cuestiones.

En cuanto a las alternativas, señalar que la primera propuesta, tal y como se recoge en el documento, consiste «en mantener la finca en las condiciones en las que ahora mismo está, sin realizar cambios en la distribución ni tipo de usos, ni en relación a la volumetría y edificabilidad existentes, ni con respecto a la accesibilidad o al resto de parámetros urbanísticos».

La segunda de las opciones, plantea «la recuperación, en condiciones similares a las originales, de las características de la Finca de La Mayordomía». Y en cuanto a los usos, apunta a la «regeneración del área como zona de cultivo» y «la rehabilitación de las construcciones originales».

La tercera alternativa apuesta por «recuperar el carácter rural del parque como finca de cultivo», pero «introduce un carácter marcadamente cultural al parque» procurando «generar interés en la ciudadanía y atraer visitantes que lo mantengan en uso, convirtiéndose en un gran espacio libre para los núcleos urbanos de la zona».

La cuarta iniciativa se centra «en la creación un espacio atrayente», dotando «al área de una mejor conectividad con el entorno e incorporando una oferta dotacional y de equipamiento pensada para el desarrollo de las actividades de ocio y recreo». Se propone «una solución mixta de espacio agrícola-urbano-natural» y contempla incluso un «área de restauración».

La última posibilidad «considera la actuación como un sistema en el que deben tenerse en cuenta tres factores como base de la intervención: el respeto y la recuperación del carácter agrícola del lugar; la puesta en valor de la actividad dotacional con el BIC como corazón de la propuesta; y la habilitación del sector como espacio de conexión».

El viceportavoz de CC-UxGC, David Suárez, intervino en la comisión para señalar que dado que «el límite de actuación llega hasta la carretera de Las Perreras», es necesario «aprovechar» para «urbanizar» la referida vía, ya que recordó que se trata de una demanda histórica del barrio. «Que se urbanice de una vez ante la demanda vecinal existente de una acera que transite por toda esa carretera», reclamó.

Son las hectáreas que abarca un espacio que se ubica entre los núcleos poblacionales de Casas de Abajo, Las Perreras, Hoya Andrea y muy cerca de Lomo Los Frailes, Tamaraceite y Almatriche.