Lugar de pernoctación de una persona sin hogar en la zona de Santa Catalina. / arcadio suárez

Cada piso de 'La casa, primero' acogerá a una persona sin techo

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, indicó que los usuarios del programa deben incorporarse a él de manera voluntaria

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, explicó ayer que el programa 'Housing First' (La casa, primero), que se pondrá en marcha este año y que consiste en ofrecer un piso tutelado a personas sin hogar para iniciar desde ahí su proceso de recuperación social, ofrecerá una decena de viviendas unipersonales al programa.

«Será una persona por piso con acompañamiento profesional», detalló el edil, «tendrá un carácter voluntario y habrá un proceso de evaluación de los trabajadores sociales municipales».

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria incluyó la primera partida, dotada con 80.000 euros, en el plan de subvenciones que fue aprobado el lunes pasado en la comisión de Gestión Económica-Financiera y Especial de Cuentas. En la ficha de esta subvención se detalla que la organización Cruz Roja será la que ponga en marcha el proyecto en la capital grancanaria.

Sin embargo, desde el área municipal de Vivienda se aseguró ayer que se trata de un error porque el convenio que se va a impulsar desde el Consistorio capitalino se firmará con Provivienda, una asociación que trata de fomentar la inclusión social a través de la vivienda.

De hecho, el departamento de Vivienda espera que este error sea corregido en el pleno del próximo viernes, que es cuando está previsto que se apruebe el plan anual de subvenciones.

El programa 'Housing First' se desarrolla en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria y su Consorcio de Viviendas.

Fórmula complementaria

El Plan Estratégico de Atención a Personas Sin Hogar del Ayuntamiento capitalino determina que « la incorporación del 'Housing First' no se plantea como un cambio de modelo en el servicio de atención a las personas sin hogar en el municipio, sino como una fórmula complementaria y alternativa al modelo secuencial vigente para conseguir sacar de la calle a determinados perfiles que manifiestan notables resistencias y contraindicaciones para la acogida en centros por una significativa incompatibilidad con el requisito de abstinencia y la obligación de convivir con otras personas».

El documento consistorial determina que el programa de 'La casa, primero' se «puede valorar como especialmente adecuado para aquellos perfiles que conllevan mayores resistencias a la acogida en centros: personas afectadas especialmente por el consumo de drogas y los trastornos de la personalidad; y que viene demostrando su eficacia con aquellos que llevan mayor tiempo viviendo en la calle».

También las personas que viven en situación de calle de manera cronificada se perfilan como usuarios del nuevo programa de atención social. Esto parece especialmente válido para personas con enfermedades mentales o con patologías asociadas a adiciones. La ventaja que ofrece el arranque del trayecto de reinserción bajo techo es que da una salida a aquellos perfiles de personas sin hogar que no aceptan seguir el cauce habitual de los servicios sociales municipales, «que imponen la convivencia entre personas muy heterogéneas y una progresiva exigencia en el compromiso establecido». El Plan Estratégico de Atención a personas Sin Hogar del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aclara que «el 'Housing First' elimina de entrada estos frenos en tanto en cuanto proporciona una vivienda independiente como alternativa a estar en la calle y se orienta por el solo principio de reducción de daños en cuanto al consumo de substancias sin exigir la abstinencia».