Una persona sin hogar duerme en una calle de Las Palmas de Gran Canaria. / ARCADIO SUÁREZ

El programa 'La casa, primero' para reducir el sinhogarismo arrancará con 80.000 euros

El plan de subvenciones incluye esta propuesta, que activará pisos tutelados para acoger a personas en situación de pobreza severa

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento aprobó la remisión al pleno de este viernes del plan de subvenciones de 2021, que contempla la distribución de 32,27 millones de euros en 72 iniciativas socioculturales (+5% en relación a 2020). La propuesta más novedosa es la de poner en marcha una decena de pisos tutelados para que las personas sin hogar puedan iniciar un trayecto de reinserción social bajo un techo y con un programa de acompañamiento social.

El primer paso de este programa, que se conoce como 'Housing First' (La casa, primero) se dará con una subvención de 80.000 euros que se entregará a Cruz Roja. Con ese dinero se pretende dotar a la ONG de medios materiales y humanos necesarios para implementar este modelo en la capital grancanaria.

El programa está «dirigido hacia las personas sin techo que, por su situación de exclusión social extrema, larga permanencia en calle y alto grado de deterioro psicosocial, requieran de un programa adaptado a su condición de gran vulnerabilidad, un lugar de pertenencia desde el que promover su calidad de vida e integración social».

Así se recoge en la ficha del plan, que declara que «los beneficiarios del programa 'Housing First' suelen encontrarse en la etapa precontemplativa de su modelo de cambio, sin observar la verdadera consciencia de sus problemas y carencias». La ayuda «estará encaminada al colectivo de personas sin hogar que no cuentan con alternativa habitacional digna y que pueden presentar problemáticas de consumo de tóxicos y posibles patologías duales. También se destaca la alta prevalencia de problemas de salud que presenta la población destinataria del recurso, siendo en muchos casos, compatible con un perfil de usuario sociosanitario debido a discapacidades que pueden presentar».

El dato

  • 88 personas. Se trata del número de personas que pernocta en las calles de Las Palmas de Gran Canaria, de acuerdo al censo que elabora el Ayuntamiento. De ellos, 83 son hombres y otras cinco son mujeres.

Esta metodología de trabajo se puso en marcha por vez primera hace ya tres décadas en Estados Unidos y supone un cambio en la aproximación al problema de las personas sin hogar ya que hasta el momento la solución habitacional suele ser el final del recorrido iniciado con el beneficiario, mientras que en 'Housing First' se arranca con el ofrecimiento de un techo para ir acompañando a la persona en su trayecto rehabilitador.

En principio se había planteado la posibilidad de establecer un convenio de colaboración con la asociación Provivienda y la Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral, pero ahora se fija como destinatario de los 80.000 euros a Cruz Roja por un año.

La concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Encarna Galván, aseguró que esta iniciativa es «otra manera de ir abordando las necesidades reales de la población más necesitada con una manera nueva e imaginativa».

En un comunicado emitido en 2019, se informaba de que esta experiencia había logrado reducir en un 60% el número de personas sin hogar de Finlandia.

Vivienda

El aumento de 1,5 millones de euros en el plan de subvenciones respecto a 2020 se explica, en buena medida, por el esfuerzo que se proyecta en materia de vivienda, al incluir la rehabilitación de los bloques del grupo del Carmen, en La Isleta; el plan de rehabilitación de la Vega de San José; o el aumento de fondos para acabar la renovación urbana de Tamaraceite.

También se incluye el inicio del plan de reposición de Las Rehoyas, con la construcción del edificio en la calle Doctor Chiscano, si bien la renovación urbana en esta parte de la ciudad se reduce en 2,2 millones de euros.

Galván aseguró el plan de subvenciones ha tratado de ayudar a las entidades que desarrolla un trabajo de interés social, que según sus cálculos reciben un 7,5% más de fondos que en 2020.

Una persona duerme en un banco del parque de Santa Catalina. / arcadio suárez

Galván dice que los fondos son ampliables y la oposición pide más

La concejala de Economía, Encarna Galván, aseguró ayer que el plan de subvenciones no es un documento cerrado y que los fondos son ampliables mediante suplementos de crédito si las necesidades ciudadanas así lo requieren.

Pero la oposición reclama un mayor esfuerzo social. «Tendría que centrarse en este asunto», aseguró Víctor Moreno, del Partido Popular, «es el momento de priorizar y atender las necesidades reales de la población con menos recursos».

Lidia Cáceres, de Ciudadanos, lamentó que entidades como Casa de Galicia, que ha duplicado el número de personas asistidas en la última campaña benéfica, no vea recompensado este esfuerzo y se mantenga invariable su asignación.

Para David Suárez, de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, «el plan estratégico de subvenciones es un copia y pega de años anteriores, pero el alcalde, Augusto Hidalgo, se olvida de lo más importante, que es que estamos atravesando la situación de vulnerabilidad social más grave de los últimos tiempos en la capital grancanaria».

Por su parte, la concejala no adscrita Beatriz Correas rechazó el documento presentado ayer en comisión de pleno. «La pandemia no ha servido para que los regidores del Ayuntamiento adquieran algo de conciencia social y velen por todos esos comerciantes que se están arruinando», dijo la edila, quien denunció la falta de ayudas directas a los empresarios. Esta queja, también expresada por otros grupos de la oposición, fue respondida por Galván alegando que la suspensión de tasas es más rápida y está valorada en cinco millones de euros.

Para la edila no adscrita Carmen Guerra, «el plan de subvenciones es continuista, no cambia en cuanto a criterios» y hay sectores como pymes a los que el Ayuntamiento no tiene en cuenta en este documento.