Imagen tomada por los vecinos a primera hora de este jueves en la que se aprecia la congestión de tráfico. / C7

Piletas exige una solución al problema de tráfico de la zona que se agrava con el inicio del curso

Los vecinos afectados reclaman «que Policía Local y Guardia Civil se coordinen» y un plan de movilidad que descongestione el entorno

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

«Nos vemos en medio del embrollo y el hecho de salir de Piletas es un problema». Con estas palabras describe Yeray Castellano, presidente de la asociación de vecinos Santa María Goretti, el problema de tráfico que padecen las personas que residen en este núcleo poblacional, que se ubica en el distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, y que se ve agravado con el inicio del curso escolar.

«Las colas se producen todos los años con el inicio del curso y lo hemos denunciado desde la asociación de vecinos varias veces», explicaba a media mañana de este jueves, después de que desde primera hora la zona se viera congestionada por el tráfico que confluye en el entorno, procedente de barrios de la capital como Siete Palmas pero también de los municipios vecinos de Teror y Arucas, además del que se dirige al Campus de Tafira, «y eso que aún no han empezado las clases en la Universidad».

Asegura que la congestión a la hora de circular se registra «incluso en horas de la tarde, cuando salen los alumnos que cursa sus estudios en «el Claret y el colegio de Ciudad de Campo».

El portavoz de los vecinos afectados apunta que «gran parte el meollo», en lo que a la situación del tráfico se refiere, se encuentra «en la rotonda de Ciudad del Campo», la que une el centro comercial Alisios con el pueblo de San Lorenzo.

Asimismo, señala que la situación se ha complicado aún más con «la apertura del último tramo de la Circunvalación» entre Arucas y la Costa, el pasado 4 de agosto, ya que los vehículos que antes iban por la parte baja para entrar a la ciudad desde el Norte «ahora vienen por aquí».

Además, asegura que el proyecto que hay para construir «un ramal desde Teror a la Circunvalación» a la altura del Mercadona de Ciudad del Campo «no es la solución» pues entiende «que va a saturar más la zona» ya que a su juicio «lo único que van a hacer es trasladar el problema de un sitio a otro».

Coordinación

El portavoz de los vecinos de Piletas aboga por que «Policía Local y Guardia Civil se coordinen» para agilizar el tráfico en esta parte del municipio. Apunta que en su día el cuerpo local de seguridad «estaba en la rotonda de San Lorenzo y agilizaba el tráfico por la mañana, con dos agentes, colocando unos conos». Afirma que «era útil y efectivo» pero que «el litigio con la Guardia Civil hizo que la Policía Local saliera de allí».

Por eso reclama una respuesta para ese punto y pide al Ayuntamiento que ejerza su papel «de portavoz de los vecinos» para pedir una solución «a la Delegación del Gobierno», o bien que «el Cabildo intervenga ya que es el competente en carreteras».

Reconoce que «el caos lo padecemos los vecinos» pero quiere dejar claro que «no pedimos más carreteras», pues dice que la solución no pasa por seguir construyendo infraestructuras «porque estamos perdiendo el carácter rural», además de que «el desarrollo sostenible no es solo apostar por energías renovables».

Así, propone desarrollar «un plan de movilidad con transporte público de calidad y asequible» así como disponer de «aparcamientos disuasorios en Teror y Arucas», que animen a los conductores a dejar sus vehículos y optar por trasladarse en transporte público.

Dice que muchas personas usan el vehículo privado porque no ven el transporte publico como una opción, pero que se puede incentivar su uso. Y propone, un plan sin coches para el Campus de Tarifa. «Transporte público gratuito y que solo se permita entrar coches con alta ocupación».

Críticas de CC-UxGC

El viceportavoz del CC-UxGC en el Ayuntamiento, David Suárez, criticó «la falta del dispositivo de seguridad y movilidad que el Consistorio capitalino debería haber tenido dispuesto para el primer día de vuelta a las aulas».

Denunció «graves atascos» en «la GC-3, GC-21 y el ramal de Piletas» y que «la falta de previsión y la incompetencia de los gestores» del Ayuntamiento «para planificar y poner en marcha un buen dispositivo» para la vuelta a las aulas, hizo «que miles de personas que se disponían a acudir a sus centros de trabajo» o a llevar a sus hijos al colegio sufrieran «largas colas».