Borrar
Porto Pi sufrió cortes de luz en 2020 por el impago de las facturas por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Juan Carlos Alonso
Las Palmas de Gran Canaria paga tres meses de luz de 2020: 1,1 millones

Las Palmas de Gran Canaria paga tres meses de luz de 2020: 1,1 millones

Endesa acudió a los juzgados para hacer efectivo el pago de las facturas comprendidas entre octubre y diciembre de hace cuatro años

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 28 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Carolina Darias, emitió el pasado 25 de enero una resolución por la que autoriza la renuncia a interponer un recurso de apelación contra una sentencia que obliga al Ayuntamiento a pagar a la compañía Endesa Energía 1,14 millones de euros por el suministro de energía a las instalaciones municipales.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 de la capital grancanaria había ordenado, en noviembre de 2023, el pago del citado importe más los costes de cobro (280 euros), los intereses de demora y las costas procesales por las siete facturas impagadas.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria solicitó una aclaración de sentencia que fue resuelta a mediados de diciembre del año pasado en el sentido de que los 280 euros de costes de cobro estaban incluidos en la cifra a pagar, los referidos 1,14 millones.

Desde ese momento, el Ayuntamiento tenía para recurrir la sentencia condenatoria hasta el 22 de enero de 2024, pero cuatro días antes la directora general de la Asesoría Jurídica, Tatiana Quintana, recomendó no mantener vivo el litigio en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. En este caso, se alegó, «es más conveniente para la defensa del interés público el no formular un recurso de apelación», del que se reconoce que tenía escasas posibilidades de prosperar.

Y eso porque el propio Ayuntamiento, a través de la Unidad Técnica de Alumbrado, reconoció que el servicio facturado por Endesa se había prestado «por ser un servicio esencial que afecta igualmente a la seguridad del municipio».

El vencimiento del contrato de suministro de energía eléctrica que el Ayuntamiento tenía con Endesa, así como sus prórrogas, está en el origen de los problemas de tramitación de las facturas, pese a que el servicio fue prestado por Endesa. Y que la obligación de pagar los servicios prestados sobrepasó la vigencia del contrato porque el suministro se tuvo que mantener por motivos de seguridad. «No cabe la menor dudad de la inicial existencia de una relación contractual entre las partes, que una vez vencida por el transcurso no solo del plazo de duración, sino de las prórrogas legalmente permitidas, se prolonga en virtud de un acuerdo», se cita.

El impago de las facturas a Endesa provocó que, en noviembre de 2020, se interrumpiera el suministro eléctrico del balneario de La Cícer, dos canchas deportivas, una fuente ornamental y un local municipal. Se trata de instalaciones que no se consideran esenciales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios