Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 13 de junio
El túnel discurrirá junto al edificio Miller. ARCADIO SUÁREZ
La MetroGuagua pierde otro año en el parque de Santa Catalina

La MetroGuagua pierde otro año en el parque de Santa Catalina

La obra, que tenía que haberse finalizado en enero de 2023, ya no estará finalizada hasta mediados de 2025 como pronto

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 8 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El paso inferior de Santa Catalina, donde la MetroGuagua iba a tener una de sus paradas icónicas, amenaza con eternizar la obra. Los 565 metros lineales de túnel (395 subterráneos más 170 metros de rampas de acceso y salida) junto al edificio Elder requieren de un año más de obras, según el modificado de obra que presentó la unión temporal de empresas que ejecuta los trabajos, Acciona Construcción-Lopesan Asfaltos y Construcciones, que viene acompañado de un sobrecoste de 8,27 millones de euros

El dato fue hecho público este martes por parte del director general de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Rafael Pedrero, durante una comparecencia solicitada por el Partido Popular en la comisión de Urbanismo y Desarrollo Sostenible.

Guaguas Municipales se enfrenta ahora a un dilema. O acepta el modificado de obra que requiere la constructora u opta por rescindir el contrato y tiene que empezar de nuevo la licitación de los trabajos, en un proceso que puede prolongarse todavía más de la prórroga que solicita la adjudicataria.

Noticia relacionada

La propuesta que hizo la constructora está al borde del límite que permite la ley, que no acepta sobrecostes de más del 50%. La propuesta que tiene Guaguas sobre la mesa y que está estudiando en estos momentos es de un 49,99%, pues se pasaría de los 16,55 millones de euros con que fue adjudicada a los 24,82 millones de euros con que quedaría finalmente, si no se encuentra ningún otro obstáculo en la ejecución posterior.

Este importe superaría el presupuesto de licitación, que fue de 21,51 millones. Y además, condenaría a la obra a un retraso de dos años y cuatro meses, lo que demoraría no solo la llegada de la MetroGuagua -que debía estar recorriendo la ciudad en 2021- sino que alteraría de manera importante la intención del Ayuntamiento de utilizar sus carriles con las guaguas normales mientras espera por la línea rápida.

Pero además, como apuntó el concejal del PP Gustavo Sánchez, tendría un efecto en cadena en los procesos de transformación del parque de Santa Catalina en un gran pulmón verde, una idea que, no obstante, también carece de proyecto. «Llevamos más de dos años con el tramo atascado y eso está propiciando retrasos en las actuaciones de ese entorno», advirtió el edil.

La modificación de la obra obligaría a la MetroGuagua a aguardar hasta mediados de 2025 para tener operativo un túnel que debía ser circulable en enero del año 2023.

¿Cuáles han sido las causas de los retrasos?

Los primeros problemas surgieron con los servicios que se encontraron bajo tierra. «En unos casos no se disponía de la información cartográfica actualizada y, en otros, las líneas estaban desplazadas respecto a la información disponible», indicó Rafael Pedrero.

El terreno tampoco ayudó. La inestabilidad de la zona generó derrumbes y desplazamientos de tierra que han aconsejado a cambiar el sistema constructivo y a reducir el nivel freático. «Todos los edificios colindantes fueron estudiados para comprobar sus estructuras y su vulnerabilidad y se vio que el uso de muros de contención con pantallas de hormigón en toda la obra podría generar vibraciones no deseables», reconoció el director general de Movilidad, «se optó por modificar ese tipo de estructuras y sustituirlos por pilotes secantes que es menos agresivo porque no genera grandes impactos».

Todos estos cambios tratan de «garantizar la seguridad de la obra y las edificaciones del entorno», añadió Pedrero.

La obra también se frenó por la celebración del carnaval de 2023. De hecho, para no volver a frenarla, en 2024 el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trasladó la celebración a la zona del Puerto, junto a la rotonda de Belén María.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios