Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
Imagen de archivo de la colocación de la bandera azul en Las Canteras. Arcadio Suárez
¿Merecía la playa de Las Canteras perder la bandera azul?

¿Merecía la playa de Las Canteras perder la bandera azul?

El Ayuntamiento entiende que, con el criterio oficial, se debía haber mantenido el distintivo | Adeac defiende que se limita a aplicar los datos oficiales que revisa Bruselas

Miércoles, 29 de noviembre 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La pérdida de la bandera azul por parte de la playa de Las Canteras este año, como consecuencia de dos episodios puntuales de contaminación fecal que rebajaron la calidad del agua de La Puntilla de excelente a buena, ha sido la espoleta de una explosión que ha acabado con la decisión del Ayuntamiento de renunciar a presentar su candidatura a obtener el galardón.

El malestar por la pérdida del distintivo es más que evidente. Desde Ciudad de Mar se está convencido de que la aplicación de los criterios no ha sido la correcta y defiende que el resultado de los análisis de las aguas de La Puntilla debería haber arrojado un nivel de excelencia, en lugar de bueno, con lo que no se tendría que haber arriado la bandera azul de Las Canteras.

El concejal de Ciudad de Mar, Pedro Quevedo, remitió un escrito a la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac), la entidad que se encarga del programa Bandera Azul en España, en la que solicitaba una aclaración de los motivos por los que se retiró el distintivo al principal arenal capitalino. La carta está firmada electrónicamente el 18 de septiembre, casi cinco meses después de que Adeac hubiera comunicado su decisión de «no otorgar nuestro galardón a la playa de Las Canteras».

En ese escrito, el edil hace referencia a uno de los aspectos que recogía la 'Guía de interpretación de los criterios de Bandera Azul para las playas 2023' que publicaba la propia Adeac, en concreto, en lo referido a cómo ha de realizarse la interpretación de los datos. El párrafo que cita es el que refiere que «se podrá descartar para la serie de datos un número de muestras que no represente más del 15% del número total de muestras previstas en los calendarios de control fijados para ese periodo, por punto de muestreo. O no más de una muestra por cada temporada de baño, eligiendo siempre la muestra con valor más alto. Para confirmar el final del incidente se obtendrá una muestra adicional. Esta muestra no formará parte de la serie de datos sobre la calidad de las aguas de baño (...)».

La interpretación que hace el Ayuntamiento es que si se hubiera eliminado los tres episodios de máxima concentración de enterococos en La Puntilla de los cuatro últimos años, a uno por año (el del 26 de julio de 2022, el del 31 de agosto de 2021 y el del 29 de junio de 2020), la interpretación de los análisis habría arrojado un nivel de excelencia.

«Si eso se hace, conforme habilita los mentados criterios de Adeac-Bandera Azul y la Guía de interpretación de los criterios de Bandera Azul para las playas 2023, se hubiese obtenido para el año 2023 una calidad de aguas de excelente en el punto de muestreo 1 de La Puntilla», determina el escrito municipal, «como se observa y podrá comprobarse, este resultado genera incertidumbre respecto la candidatura que cursamos en 2023 y el resultado comunicado el 28 de abril de 2023, pues, a resultas de lo expuesto y de los datos remitidos por Adeac (del jurado internacional) en sus estimaciones remitidas el 11 de mayo de 2023, no se aplicaron las exceptuaciones que fijan los propios criterios y los métodos de la guía de evaluación de Adeac-Bandera Azul 2023, inquietud que aumenta ante próximas candidaturas que pudiésemos presentar de no mediar la transparencia debida en un procedimiento de esta notoriedad».

Pedro Quevedo, en el centro, mira a José Palacios.
Pedro Quevedo, en el centro, mira a José Palacios. Arcadio Suárez

Sin embargo, el presidente de la Adeac, José Palacios, asegura que su entidad no se encarga de hacer análisis ni de escoger los parámetros que se utilizan para tomar la decisión de conceder o retirar la bandera azul. Explicó que los análisis los realiza la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias y luego los traslada al Ministerio de Sanidad. Una vez que los revisa, el Estado, a su vez, los remite a la Comisión Europea, donde, tras una nueva revisión, son publicados en un informe oficial, en función del cual, la calidad del agua puede ser excelente, buena, suficiente o insuficiente. «Los datos de este informe son los que se usan para la concesión de la bandera azul», expone Palacios, «nosotros no elegimos las muestras que se sustituyen, esto no lo hace Adeac en ningún caso, lo hace Salud Pública siguiendo la directiva europea de Calidad de Aguas de Baño, y sus datos son revisados por el Ministerio de Sanidad, del que fuera ministra la ahora alcaldesa Carolina Darias, y Bruselas».

Palacios aseguró que «el concejal de Ciudad del Mar, en sus declaraciones, demuestra desconfianza y busca menospreciar el trabajo de Adeac y el programa Bandera Azul, aunque, de forma indirecta, también lo hace contra más entidades públicas y privadas». Y añade que «el propio concejal que ahora nos menosprecia» había tenido declaraciones «muy positivas y de total apoyo» hasta que Las Canteras perdió el distintivo.

Desde Adeac se informa de que en la guía de interpretación de este año se ha decidido eliminar la referencia a la que se aferra el Ayuntamiento para exigir explicaciones sobre los resultados del año pasado, aunque lo desvincula de la queja palmense. Se entiende que es la repetición del criterio de la directiva europea, de ahí que se puede simplificar los criterios eliminando cualquier redundancia.

La Adeac es una entidad privada sin ánimo de lucro, pero Palacios rechaza que se diga que no tiene acreditación internacional, pues cuenta con apoyos como el del Programa para el medio ambiente de la ONU o la Organización Mundial del Turismo. El Gobierno de Canarias entregó una subvención a la entidad por valor de 14.900 euros en 2022, según consta en la página web de este ente.

«Aedac está de acuerdo que la playa de Las Canteras es una joya, añadimos medioambiental, y, por ello, considera que lo que se debe hacer es buscar la solución al problema por el que ha perdido la calificación de excelente en uno de sus puntos de muestreo y, en consecuencia, no ha obtenido la Bandera Azul 2023, eliminando los episodios de contaminación, ya sean puntuales o permanentes», añadió Palacios.

Respecto a los ejemplos de playas como La Concha que no optan a la bandera azul, expuestos por Quevedo, Aedac recuerda que el programa «es de participación voluntaria, pero también es preciso dejar claro que es la iniciativa voluntaria para el desarrollo sostenible mejor valorada internacionalmente, más antigua y de mayor reconocimiento popular. Es una lástima que no aporte el ejemplo de las 627 playas por toda España que sí solicitan y obtienen Bandera Azul».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios