Imagen de la renovación de butacas en el Auditorio Alfredo Kraus. / Cober

Medio millón para 1.912 butacas

La nueva aportación eleva a 1,7 millones las subvenciones municipales al Auditorio este año

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento ha aprobado la incorporación de una nueva ficha (la 69) a su plan estratégico de subvenciones con el fin de traspasar casi 550.000 euros a la Fundación Canaria Auditorio Teatro de Las Palmas de Gran Canaria para el abono de los trabajos de renovación de butacas de las salas sinfónicas y de cámara.

Con esta partida, las subvenciones totales que recibirá este año la Fundación Auditorio Teatro superarán los 1,7 millones de euros. Esta cuantía supera el presupuesto inicial de acciones incluidas en el plan de subvenciones, como las ayudas de alquiler (1,5 millones) o la inyección de fondos a ONG como Cáritas (671.000 euros), Cruz Roja (190.000 euros), Obra Social de Acogida y Desarrollo (240.000 euros) o el Banco de Alimentos (30.000 euros, tras incrementarle la partida inicial un 50%).

El Auditorio impulsó el cambio de las 1.590 butacas de la Sala Sinfónica y de las 322 de la sala de Cámara por un importe algo superior al millón de euros. En esta adjudicación se incluía también la adquisición de casi un millar de sillas y más de un centenar de mesas, tal y como se acordó en el año 2021.

La renovación de las butacas salió a licitación por un importe de 1,5 millones de euros, si bien el proyecto se adjudicó finalmente a la empresa BD Barcelona 1972 por algo más de un millón.

La actuación incluía el cambio de tela y de apoyabrazos, la mejora de los sistemas de fijación al suelo y la renovación de los mecanismos de retorno de los asientos, así como del barniz ignífugo.

Aunque se planteó cambiar las butacas al completo, el hecho de que su diseño fuera específico para las salas del Auditorio Alfredo Kraus hizo desechar esta opción, ya que produciría una reducción del aforo en las dos salas. Por eso, se optó por la restauración.

El Ayuntamiento debía aportar la mitad de la financiación como patrono de la Fundación. Sin embargo, solo había transferido unos 200.000 euros de los 750.000 euros a los que se había comprometido.

En el pleno extraordinario que se celebró a mediados de mes se aprobó la modificación de crédito que permitía reservar los 549.505,63 euros necesarios, restándolos de los remanentes de tesorería para gastos generales.

Y en la sesión plenaria de este viernes se decidió su inclusión, como una ficha nueva, en el plan estratégico de subvenciones.

«La renovación de butacas de la sala sinfónica y de cámara, tras veinticinco años de uso continuado por más de 4,5 millones de personas y una muy evidente degradación de los materiales y pérdida de confort para los espectadores que las utilizan, suponen un riesgo de paralización de la actividad por la rotura del equipamiento de la sala», justificaba el Ayuntamiento en el expediente.

La Fundación ya pagó una factura en julio por 231.570 euros. «Esta situación va a generar un desfase en la tesorería de la Fundación que, en el que además se celebra el 25 aniversario del Auditorio Alfredo Kraus y Palacio de Congresos de Canarias (...) No poder cumplir con los compromisos de pago supondría un desastre para el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y para la Fundación», se añadía.

La portavoz del PP preguntó por qué no se había acordado a acceder a los fondos europeos, pero la concejala de Cultura, Encarna Galván, recordó que se trata de una iniciativa en la que se viene trabajando desde hace años.

La inclusión de la nueva ficha en el plan de subvenciones fue respaldada por todos los concejales salvo las concejalas no adscritas Carmen Guerra y Beatriz Correas, quienes se abstuvieron.