Concentración de algas pardas en la orilla de Las Canteras este domingo. / C7

Mareas de algas pardas inundan Las Canteras

El fuerte oleaje ha provocado una arribazón importante de algas pardas en Las Canteras. Se han retirado ya casi 50 toneladas de material

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Las olas que han azotado las costas canarias en los últimos días -con alturas de más de tres metros, según datos de Puertos del Estado- han traído hasta la orilla de la playa de Las Canteras una gran cantidad de algas pardas ( Lobophora variegata) en lo que es un fenómeno natural y una expresión de los temporales de invierno. De acuerdo con los datos que maneja el servicio de Ciudad de Mar del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, desde el pasado martes 28 de diciembre se han retirado de la playa alrededor de 49 o 50 toneladas de algas pardas. Esto ha requerido del uso de un camión durante siete días para trasladar el material depositado en la arena hasta el complejo medioambiental de Salto del Negro para garantizar las condiciones higiénico-sanitarias y la seguridad de los usuarios de Las Canteras.

La estimación de las 50 toneladas es un cálculo que se hace en función de la capacidad de almacenaje que tienen los camiones, alrededor de 7.000 kilos, si bien en el pesaje hay que descontar la arena y otros materiales que puedan haberse mezclado durante las labores de acopio y recogida de todo el material.

De hecho, este domingo se podía ver, en la zona de Olof Palme, lo que parecía una gran montaña de algas, sobre la que jugaban algunos niños. Sin embargo, una mirada más pausada permitía descubrir que bajo la capa de material vegetal había una gran duna de arena causada por el arrastre de las arribazones por parte de los tractores del área de limpieza de playas.

No se quita todo para no despojar al sistema de una fuente natural de nutrientes para las comunidades vegetales y los invertebrados, pero sí se retiran las mayores acumulaciones. Los principales inconvenientes de estas llegadas masivas suelen ser resbalones y malos olores derivados de la descomposición de las algas.

La acumulación de las algas ha provocado en los últimos días la queja de usuarios de la playa de Las Canteras por la demora en los trabajos de retirada. De ello se han hecho eco algunos políticos como el portavoz de Coalición Canaria, Francis Candil. «El retraso en los trabajos de limpieza de la playa de Las Canteras no solo deja estampas como esta», decía en referencia a la acumulación de algas pardas, «sino fuertes olores que perjudican a todo el entorno».

También se quejaba este lunes el candidato de Unidos por Gran Canaria, Enrique Hernández Bento, a través de su cuenta de Twitter. «Tras una semana de acumulación de montañas de algas en la orilla de la playa de Las Canteras, alguien encontró un tractor para retirarlas», expuso, «cada vez tengo más claro que el gran proyecto para la ciudad es mejorar sus gestión».

No fue como en 1994

El episodio de estos días no ha sido el más voluminoso de cuantos se tiene constancia en la playa de Las Canteras. Hay que tener en cuenta, de acuerdo al estudio Arribazones de algas y plantas marinas en Gran Canaria, desarrollado por el investigador del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) Eduardo Portillo, que cada año se depositan en la orilla de la playa de Las Canteras unas 1.200 toneladas.

En ese estudio se referenciaba que la arribazón máxima, en el periodo comprendido entre 1994 y 2007, había sido la del año 1994, cuando se recogieron 3.127 toneladas. En esta cantidad se incluyen otros restos de residuos mezclados de la retirada, que pueden suponer hasta un 10% del peso total llevado al vertedero.

En ese mismo periodo, el mínimo anual se imputa al año 1998, con 325, 6 toneladas, si bien no hay registros para los meses comprendidos entre abril y noviembre. Después ha habido otros momentos de especial intensidad, como el de noviembre de 2011, cuando en solo cinco días el mar depositó en Las Canteras alrededor de trescientas toneladas de alga parda; o el de fines de 2019, con 70 toneladas.

Retirada de las algas. / acfi Press

Un fenómeno que está ligado a los temporales de mar

El fenómeno de las arribazones de algas suele estar vinculado a los temporales de mar y no es único de la costa norte de Gran Canaria. Según el estudio 'Arribazones de algas y plantas marinas en Gran Canaria', que elaboró el investigador del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) Eduardo Portillo, «estas arribadas de plantas marinas son fenómenos naturales causados generalmente por el azote puntual de grandes oleajes y temporales en la franja costera, que suelen favorecer, en la mayoría de los casos, el saneado de las poblaciones de macroalgas y plantas marinas, y actuar como barreras naturales contra la erosión marina». Sin embargo, sí hay diferencias en cuanto al tipo de alga que protagoniza este tipo de hechos. Así, si en Las Canteras lo habitual es que sea la 'Lobophora variegata', en la zona este de la isla predomina la llamada seba amarilla ('Cystoseira abes marina'); en el sureste hay varias especies involucradas; y, en el sur, la que manda es la seba ('Cymodocea nodosa').