Borrar
Vea la portada de Canarias7 de este sábado 20 de julio
Imagen de archivo de las instalaciones de Emalsa. Juan Carlos Alonso
Las Palmas de Gran Canaria

El marco estatutario de Emalsa será clave para determinar si es posible su control público

El Ayuntamiento estudia el nuevo escenario, pero la alcaldesa defiende que se «hará lo que tenga que hacerse para preservar el interés general»

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 28 de agosto 2023, 23:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ayuntamiento estudia en estos momentos si se puede recurrir la sentencia del juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid que desestimó el recurso presentado por el Consistorio contra el traspaso de las acciones que dan la mayoría a Saur. Esta posición predominante en el seno de la compañía mixta de agua la alcanzó la multinacional francesa después de que su filial Gestagua se hiciera con el dominio del paquete accionarial de Nuinsa Inversiones, que fue creada por Valoriza (de Sacyr) con el 33% de su participación en Emalsa.

La alcaldesa Carolina Darias indicó que en estos momentos están abiertas todas las posibilidades porque se están explorando todas las vías desde el punto de vista judicial. La exministra señaló la importancia que tiene los estatutos como marco general de las relaciones entre el Ayuntamiento y los socios privados. «El Ayuntamiento hará lo que tenga que hacer para preservar el interés general de la ciudadanía. Adoptaremos la mejor medida conforme a los estatutos que tenemos», expuso la regidora socialista, «en ese marco jurídico estatutario tenemos que ver cómo seguir caminando».

Precisamente la fijación a los estatutos es lo que ha marcado la última resolución en contra del Ayuntamiento. Los servicios jurídicos municipales habían exigido el derecho de retracto de la operación de traspaso de las acciones para ejercer su derecho preferente de compra, pero el juez negó esta posibilidad ante la constatación de que los estatutos no contemplan el derecho de retracto, sino solo el de tanteo.

Los servicios jurídicos municipales reclamaron la aplicación del artículo 9 de los estatutos de Emalsa para conseguir que el Ayuntamiento pudiera ejercitar el derecho de adquisición de un 17% de las acciones mediante la figura del retracto. Pero ese artículo 9 solo preveía el tanteo, lo que cerró la puerta al Ayuntamiento en una sentencia contra la que cabe recurso.

Lo que dicen los estatutos

Los estatutos determinan que, en el caso de las acciones de titularidad privada, su transmisión está sujeto al derecho de tanteo por parte del accionista público.

En cuanto a la concentración de los títulos, se señala que un accionista privado no podrá adquirir el dominio de más del 49% del total de las acciones de la sociedad, con una excepción: «Las acciones que le hubieran correspondido por encima de dicho porcentaje se repartirán entre los restantes accionistas de la clase B». En este caso, al haber solo un accionista, Gestagua (del grupo Saur), asume ese exceso por encima del 49%.

Los estatutos de Emalsa también detallan que «en caso de renuncia o no ejercicio del derecho de tanteo por éstos (se refiere aquí a los socios privados), se ofrecerán al accionista público».

Breve cronología de Emalsa

  • 1993. El Ayuntamiento vende un 66% de Emalsa a Unelco y Saur. Nace la compañía como sociedad mixta.

  • 2005. Sacyr, a través de su filial Valoriza, compra el paquete accionarial que tenía Unelco en la compañía de aguas.

  • 2018. En junio, Valoriza transfiere a una nueva empresa, Nuinsa Inversiones, sus acciones en Emalsa.

  • 2018. Un mes más tarde, Sacyr vende a Gestagua (Saur) el 100% de las acciones de Nuinsa Inversiones.

Carolina Darias no quiso adelantar cuál será la estrategia del Ayuntamiento, ni siquiera si se va a presentar batalla por el control del 51% de la empresa. Los informes jurídicos que emanen de la renovada asesoría jurídica municipales determinarán los siguientes pasos en este caso. No obstante la alcaldesa confía en que en un período de una a dos semanas se pueda tener tomada la decisión al respecto.

En el nuevo marco accionarial de Emalsa, la empresa Saur controla el 66% de la compañía mixta de aguas, lo que deja al Ayuntamiento en una posición minoritaria, con su 34%.

Hasta el año 2018 que fue cuando se produjo el recurrido traspaso de las acciones, el Ayuntamiento disponía del 34% de la empresa mientras que los dos socios privados que tenían presencia hasta entonces controlaban, cada uno, el 33% restante.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios