Borrar
Imagen de los investigadores en el lugar donde el acusado enterró y quemó los restos mortales de Mariam. ARCADIO SUÁREZ

Manuel Ramón se enfrenta a 15 años de cárcel por matar a su novia Mariam en Gáldar

Tribunales ·

La Fiscalía lo acusa de homicidio y profanación de cadáver. El juicio arranca el lunes 29 en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial ante un jurado popular

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 19 de enero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras más de tres años de investigación, la Fiscalía Provincial de Las Palmas ha elevado un escrito de acusación contra Manuel Ramón Campillo García, al que solicita una condena de 15 años y cinco meses de cárcel por haber acabado con la vida de su pareja sentimental, Mariam Ibarlucea Echave, para luego quemar su cadáver y objetos personales a fin de que no fuese descubierto. Los hechos ocurrieron el 25 de diciembre de 2020 en una zona de invernaderos cercana al casco de Gáldar.

Este juicio comenzará el lunes 29 de enero ante un jurado popular presidido por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

DETALLES

DETALLES
  • Mariam Ibarlucea Echabe

  • La víctima era natural de Arrasate (Guipúzcoa) y falleció a los 65 años.

  • Manuel Ramón Campillo García

  • Es sevillano de nacimiento y tenía 43 años cuando cometió el crimen.

El fiscal delegado de Violencia sobre la Mujer, Jesús Lomba, describe que Manuel Ramón acabó con la vida de su pareja el día de Navidad «en forma que no consta, pero en ningún caso fue accidental». Esto quiere decir que la investigación no consiguió determinar la manera concreta en la que el acusado cometió el crimen, pero sí constató que la muerte se produjo de forma violenta ya que el propio autor reconoció cuando se entregó y fue detenido que discutió con Mariam y luego la golpeó.

Por ese motivo, el Ministerio Público califica este procedimiento como un homicidio y no como asesinato, con las agravantes de parentesco y de género.

Los hechos, según el fiscal, tuvieron como punto de inicio octubre de 2020 cuando el acusado conoció a Mariam y «a los pocos días comenzó a interesarse por ella». Le escribía «notas de amor» y le mostró su «voluntad en formalizar una relación de afectividad», todo ello hasta el punto de que, a principios de diciembre de 2020, la víctima dio el paso de comenzar el noviazgo.

De esta forma, Mariam se trasladó a la «especie de infravivienda/chabola» en la que vivía Manuel Ramón, describe el fiscal, situada en un descampado cerca del Paseo de Los Guanartemes, en Gáldar. Se estableció «con sus enseres personales» e iniciaron «un periodo de convivencia» con «vínculos sentimentales de pareja».

En horario indeterminado, pero en todo caso la tarde del 25 de diciembre de 2020, Manuel Ramón y Mariam discutieron «en el interior del espacio en que ambos pernoctaban», sostiene esta parte. «Movido por la intención de acabar con la vida» de su novia «o al menos representándose dicho resultado», el acusado «le causó la muerte«.

Manuel Ramón, el acusado del crimen de Mariam.
Manuel Ramón, el acusado del crimen de Mariam. C7

A continuación y para evitar ser descubierto y «que se pudiera identificar el cadáver y determinar la causa de la muerte», volvió a actuar «sin importarle la falta de respeto que ello suponía para el cuerpo sin vida» de la que era su pareja sentimental.

Así, procedió a «tirar» en una zanja abierta situada en un descampado a escasos metros de la chabola, «todas las pertenencias» de Mariam, además del colchón en el que dormía, su ropa, zapatos y documentación personal. A continuación, arrastró el cadáver de Mariam por el suelo hasta la zanja y «prendió fuego a todos estos elementos», describe.

Sobre la marcha comenzó una «combustión cuyo alcance por intensidad y horas de duración pulverizó gran parte de los materiales allí arrojados», unas llamas que alertaron a los vecinos que llamaron incluso al 112.

Cuando la policía fue comisionada por la desaparición de Mariam, fueron nuevamente al descampado donde residía y vieron que Manuel Ramón no se encontraba. De inmediato, sospecharon que la hoguera pudo haberla producido el acusado para ocultar pistas y, por ello, procedieron «a su limpieza e investigación». Esta labor emprendida por agentes del Grupo de Delitos contra las Personas de la Policía Judicial de la Guardia Civil «permitió hallar vestigios humanos en forma de restos óseos», pero no consiguieron «obtener la presencia de ADN que facilitara su identificación», debido al efecto de las llamas. No obstante, sí encontraron documentación personal de la víctima como el permiso de conducir, tarjetas sanitarias, bancarias y otras de las que era titular.

Añade la acusación pública que Manuel Ramón actuó posteriormente «con la finalidad de no ser descubierto» y por ello «ideó un plan de huida» viajando en un barco de la Naviera Armas desde Gran Canaria a Lanzarote el 27 de diciembre de 2020.

En la isla conejera se escondió hasta que tuvo «conocimiento de que se presentaría una denuncia por la desaparición» de su pareja. Por este motivo, el 30 de diciembre de 2020, sobre las 09.45 horas, acudió a una comisaría de Policía Nacional de Arrecife y, al llegar, manifestó al agente que lo atendió lo siguiente: «Quiero entregarme por ser el autor de la muerte de una mujer en Gáldar días atrás. He tenido una discusión con ella y la he golpeado».

El fiscal Jesús Lomba considera que la forma de actual del acusado contra su pareja sentimental «al quitarle la vida» fue la «exteriorización de una situación de dominación y control sobre ella que puso de manifiesto como expresión de superioridad y desigualdad sobre la víctima por ser una mujer mayor que él y con una salud debilitada».

Mariam Ibarlucea Echabe falleció sin dejar descendencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios