Borrar
Imagen de archivo de contenedores rebosados en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. C7
El macrocontrato de Recogida incluye el cambio de todos los contenedores de basura de la ciudad
Las Palmas de Gran Canaria

El macrocontrato de Recogida incluye el cambio de todos los contenedores de basura de la ciudad

Las Palmas de Gran Canaria adquirirá 10.106 depósitos de basura, 1.544 más que ahora, e introducirá el de color marrón para biorresiduos

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 21 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El nuevo contrato de Recogida de Residuos Sólidos que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria impulsa para los próximos ocho años por un importe de 159 millones de euros viene acompañado por una renovación de todos los contenedores de basura que hay en la ciudad. De acuerdo a los datos que obran en el expediente de ampliación de anualidades del servicio (hasta los ocho años), el municipio adquirirá un total de 10.106 depósitos, lo que supone 1.544 más que ahora.

Esto supone un crecimiento de un 18% respecto a la realidad actual, que está conformada por un mapa de 8.560 contenedores. Una parte de este crecimiento se explica por la puesta en marcha del quinto contenedor, el de color marrón, al que tienen que ir los biorresiduos domésticos, y que llega ya con retraso, pues la Ley 7/2022 de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, obligaba a los municipios de más de 5.000 habitantes a tenerlo operativo a mediados de 2022.

EN DETALLE

EN DETALLE
  • Es el coste unitario más caro de los contenedores que se adquirirán. Son los de fracción resto de carga lateral y capacidad de 2.300 litros. Por contra, los de orgánica y fracción resto de carga trasera y 1.000 litros de capacidad son los más baratos: valen 275 euros cada uno.

Ahora se hace hueco por fin al contenedor marrón, en el que los ciudadanos deberán depositar los restos de comida y de jardinería. En el nuevo contrato de Recogida de Residuos se prevé disponer de 1.436 depósitos de este tipo, mientras que de color gris (a donde irá a parar lo no reciclable) habrá 4.362. En la actualidad, en Las Palmas de Gran Canaria hay 5.261 containers de fracción resto, que es la que hasta ahora recibía estos dos tipos de residuos que habrá que separar en casa.

También habrá más contenedores de plástico, que ven aumentada su presencia en un 34%: se pasa de contar 1.070 en todo término municipal a 1.436.

Ese número será también el stock de contenedores de vidrio, frente a los 1.368 que hay en estos momentos (+5%); y también habrá 1.436 de papel y cartón, en comparación con los 863 que están disponibles ahora (+66%).

«Con el contrato que es objeto del presente estudio, se renovará entre otras cosas, la totalidad del parque de contenedores de residuos instalados en el municipio, con el fin de ofrecer este servicio a toda la ciudadanía, además de homogeneizar los mismos, por lo que los medios mecánicos, tanto para el vaciado y la recolección de los mismos, según su fracción (materia orgánica, fracción resto, papel-cartón, envases ligeros y vidrio) deben de ser adaptados al sistema de los depósitos implantados, al igual que el lavado y mantenimiento de cada uno de ellos», recoge el estudio económico.

El gasto previsto en la adquisición de los contenedores asciende a 17,32 millones de euros, lo que supone casi un 11% del presupuesto que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria destinará a la nueva contratación del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos y de contenerización del municipio capitalino.

Críticas del PP

La portavoz del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Jimena Delgado, anunció que este viernes, en el Pleno, solicitará a la alcaldesa Carolina Darias que explique «con nitidez» qué sectores de la Recogida de Residuos Sólidos Urbanos privatizará durante su mandato

«Este expediente, a pesar de la importancia que tiene, se inicia el 14 de marzo y en apenas ocho días lo pasan por el Pleno para su aprobación urgente», denunció, «pero lo más grave es que incorpora la privatización de facto de sectores de recogida que eran de gestión municipal, y quienes se erigen en defensores de lo público tendrán que explicar por qué lo hacen».

«Se establece la privatización de sectores que ahora mismo son públicos. Y ello requiere de la declaración de gestión indirecta. Pero por encima de todo queremos poner contra sus propias contradicciones a quienes por delante levantan la bandera de lo público pero por detrás privatizan, algo que no nos sorprende tratándose del PSOE», añadió.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios