El nuevo fiscal de sala, Luis del Río. / COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

Luis del Río cesa como fiscal superior de Canarias y se abre la veda para posibles aspirantes

El grancanario se desplaza a Madrid como fiscal de sala de Seguridad Vial. El concurso a la plaza canaria podría abrirse antes de este verano

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El Boletín Oficial del Estado publicó la treintena de nombramientos que fueron propuestos el pasado mes de marzo por la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, y que fueron aprobados este martes por el Consejo de Ministros, incluyendo entre los mismos al grancanario Luis del Río como fiscal de sala de la Fiscalía de Seguridad Vial -que deja la Fiscalía Superior de Canarias-.

Los reales decretos fueron aprobados tras una reunión del Consejo Fiscal, que fue el encargado de dar luz verde a las propuestas anunciadas por Delgado, después de que escuchase a los vocales del Consejo Fiscal al respecto.

Luis del Río, fiscal superior desde 2019, también fue delegado de Siniestralidad Laboral. La Fiscalía destacaba en su nombramiento su exhaustivo plan de actuación que se desarrolla a partir de «las sólidas bases dejadas por Bartolomé Vargas».

En este contexto y con el cese ya confirmado del fiscal superior del archipiélago -que será sustituido en funciones de momento por el teniente fiscal Demetrio Pintado- ya se ha abierto la veda para que los posibles aspirantes a la plaza comiencen a preparar sus respectivas candidaturas.

En este sentido, los futuribles tendrán que esperar a que se convoque y publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el concurso para la plaza y podrán optar a ella los fiscales que tengan en su hoja de servicios, al menos, 15 años en la Fiscalía y pertenezcan ya a la segunda categoría. Además, el Consejo Fiscal tendrá en cuenta entre los que opten al cargo otros aspectos como son los méritos contraídos, los estudios realizados, la cualificación en distintas materias de cada uno de ellos, etcétera.

A este cargo se podrán presentar de forma libre todos los fiscales que reúnan estos requisitos y no tendrán que hacerlo a propuesta de las asociaciones, como en el caso, por ejemplo, de las elecciones a vocal del Consejo Fiscal. Eso no quita a que la Asociación de Fiscales (AF), la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF) puedan llevar a cabo sus respectivas estrategias.