Imagen de la vista oral celebrada ayer y de las protestas en los exteriores del juzgado. Rodríguez aparece con chaqueta de cuero y barba. / ARCADIO SUÁREZ

El juicio del okupa, a la Audiencia

Ruymán Rodríguez, miembro de la Federación Anarquista de Gran Canaria, fue acusado por la Fiscalía de haber atentado contra un agente de la Guardia Civil en abril de 2015 en Guía

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El juicio contra un anarquista y tres guardias civiles, se suspendió tras la petición de las partes de que el procedimiento fuese celebrado ante la Audiencia Provincial y no por el Juzgado de lo Penal número 5 de Las Palmas de Gran Canaria. La magistrada Virginia Peña anunció que resolverá «en pocos días» esta cuestión de competencia planteada y que contó con el informe favorable de la fiscal.

La vista sentaba ayer en el banquillo a Ruymán Rodríguez, un miembro de la Federación Anarquista de Gran Canaria, acusado por la Fiscalía de haber atentado contra un agente de la Guardia Civil en abril de 2015 en Guía. Por estos hechos, pide que sea condenado a un año de cárcel, 720 euros de multa y que indemnice al agente atacado con 70 euros.

Mientras, la defensa de Rodríguez acusa a tres agentes de detención ilegal, lesiones, tortura y un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas. Los hechos se produjeron, según el Ministerio Público, el 29 de abril de 2015 tras un oficio dictado por el juzgado de Guía para que se identificara a Rodríguez a raíz de una denuncia por coacciones que presentó un okupa que vivía en la Comunidad la Esperanza. Dos agentes de la Guardia Civil vieron a Rodríguez en una parada de guaguas y fueron a identificarlo pero primero dijo que no era él y tampoco llevaba DNI. Lo trasladaron al cuartel para identificarlo y allí propinó una patada en el muslo a un agente.

Ayer, además, se produjo una concentración de anarquistas en la entrada a los juzgados.