El abogado del demandado, Alexis Bethencourt. / C7

El juez dice que no tiene que devolver el vehículo a pesar de acumular letras impagadas

El abogado expuso que su cliente estaba pagando de forma periódica por vía de embargo, por lo que no le podían quitar el coche

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Un auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia número 9 de Las Palmas de Gran Canaria determina que la entidad Volkswagen Bank GMBH no puede embargar el vehículo de un vecino de la capital, a pesar de que acumula varias letras impagadas. El motivo aludido por la autoridad judicial es que el demandado «está abonando pagos de la deuda» de forma periódica por vía de embargo, dice la resolución, contra cabe recurso de apelación.

El caso tuvo su punto de inicio cuando una familia requirió los servicios del abogado Alexis Bethencourt Rosillo ya que esta compañía financiera le iba a embargar su cuenta corriente y el vehículo al acumular letras impagadas durante los años 2020 y 2021.

El letrado planteó entonces una oposición a la ejecución planteada por la compañía, entendiendo que se trataba de una cláusula abusiva incluida en el contrato que suscribieron en su momento cuando adquirieron el vehículo nuevo en el concesionario.

Bethencourt expuso a la autoridad judicial que su cliente estaba pagando de forma periódica por vía de embargo, por lo que no le podían quitar el coche, «por mucho que apareciera en el contrato dicha cláusula», sostuvo.

Finalmente, la magistrada le dio la razón en un auto susceptible de recurso. «Es una práctica abusiva habitual por parte de las financieras de vehículos que ejecutan el contrato, se cobran la deuda y, además, le quitan el coche al cliente. La financiera se queda con el dinero y el vehículo, que luego vende de segunda mano», expuso el letrado a este periódico. «Si se paga no se pueden quedar con el coche por mucho que se hayan firmado esa cláusula», añadió Bethencourt.