Borrar
Alex Arce y Loli Martín, en una calle del barrio capitalino de La Isleta. COBER
«La Isleta está necesitada de seguridad»

«La Isleta está necesitada de seguridad»

Vecinos del barrio denuncian que existen problemas de convivencia con migrantes de origen magrebí que están acogidos en el Canarias 50

Rebeca Díaz

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 17 de enero 2022, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Más seguridad es lo que le pedimos al Ayuntamiento», apunta Alex Arce, presidente de la Comisión de Fiestas de la Virgen del Carmen, que quiere hacer público el problema de convivencia que se vive en La Isleta, desde hace unos meses, y que asegura preocupa a otros muchos vecinos como él del barrio portuario.

Así, habla abiertamente de la «sensación de inseguridad» que se registra en la zona por la actitud de algunos de los migrantes magrebíes que están acogidos en el antiguo espacio militar del Canarias 50. «Son magrebíes que aporrean las puertas y las ventanas de las casas de noche para que les demos algo», explica al tiempo que aclara que con el resto de personas que están en ese espacio cuartelario la relación es más cordial. «Los subsaharianos son diferentes, son un encanto, con ellos la relación es buena», indica.

Sin embargo, reconoce que muchos vecinos le confiesan sentir miedo de salir en horas nocturnas. «Yo mismo vengo de clase de noche y subo deprisa la calle porque te piden dinero y si no les das te insultan, y eso en La Isleta no lo habíamos vivido nunca».

Una circunstancia que corroboran otros residentes como Mingo Nieves, que señala que «tocan y dan patadas en las puertas pidiendo que les abras para que les des dinero, y te miran mal como si tuvieras la obligación de darles y nosotros también somos pobres».

Juansi Rodríguez reconoce que a él también le da respecto salir de noche de su casa y que incluso en una ocasión les llamó la atención porque había un grupo haciendo sus necesidades «junto a unos contenedores» mientras iba «con mi sobrino a casa de mi hermana».

Alex Arce dice que «no tenemos nada en contra de que estén ahí», en referencia a su estancia en el Canarias 50. Pero recuerda que en esta zona del barrio capitalino «vive mucha gente mayor» que se lo piensa dos veces antes de salir de noche de sus casas.

Un ejemplo es Loli Martín, que confiesa que ha renunciado a la costumbre de dejar el gancho puesto en su vivienda porque a ella también le han aporreado la puerta para exigir ayuda.

«A mí me da miedo», dice en referencia a los grupos de jóvenes que merodean por el barrio y que asegura «son muy agresivos». Sin embargo, explica que la relación con los chicos subsaharianos no tiene nada que ver. «Los morenitos son muchachitos tranquilitos, y hasta les di ropita y tan privados que se quedaron y me dieron las gracias. Además, siempre saludan cuando pasan», señala.

Esta vecina de toda la vida de La Isleta afirma que «uno no está acostumbrado a esto» y por eso cierra a cal y canto su puerta antes de que caiga la tarde.

Alex Arce recuerda que en el barrio de La Isleta, a diferencia de otros núcleos en los que se ha acogido a personas migrantes, «no hemos protestado por su presencia porque somos solidarios».

Pero asegura que esta situación que ahora viven les tiene inquietos porque estos chicos que señalan como causantes de la preocupación de los vecinos «incluso se pelean entre ellos».

Por eso demanda al Ayuntamiento de la capital grancanaria «más seguridad, que es un derecho fundamental», porque «esto se está yendo un poco de madre». Y es que alerta de que la situación «se ha ido complicando y los comportamientos son cada vez más agresivos».

Añade que a estas personas «no las ves de día, solo salen de noche, a partir de la diez, y a esas horas se empiezan a ver y sobre todo a oír».

Y manifiesta su temor a que la situación se tense aún más «porque ahora te insultan, pero ¿qué harán luego?».

Por todo ello, Alex Arce asegura que «La Isleta está necesitada de seguridad» y pide al Consistorio capitalino que tenga en cuenta su demanda y recuerde «que el barrio es más que las fiestas del Carmen».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios