El informe de la ULPGC señala que la cabalgata es el acto más multitudinario. / JUAN CARLOS ALONSO

El impacto económico del carnaval capitalino supera los 39 millones

Un estudio de la ULPGC sitúa el gasto directo e indirecto por encima de los 22 millones, de los que más de 17 los aportan los residentes. El impacto de los turistas ronda los 1,2

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

«El impacto económico total» d el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria «supera los 39 millones de euros», según el estudio que la ULPGC ha realizado sobre la fiesta por encargo del Ayuntamiento capitalino y cuyos resultados se presentaron ayer, en el Rectorado, con la presencia de los concejales de Turismo y Carnaval, Pedro Quevedo e Inmaculada Medina, respectivamente, el rector Lluís Serra Majem, el vicerrector de Cultura, Deporte y Activación Social de los Campus, José Luis Trenzado, y el director del estudio, el doctor y catedrático, Sergio Moreno.

«Se trata de una estimación a la baja, por lo tanto podemos afirmar que supera los 40 millones», puntualizó Moreno sobre el dato que revela el trabajo de investigación realizado por el Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Económico Sostenible (TIDES).

Explicó que de esos más de 40 millones de euros, la cifra correspondiente a «la parte de gasto directo e indirecto que se realiza» supera los « 22 millones». Y que desglosando esa cantidad, se observa que más de 17 millones los aportan los residentes en la ciudad, es decir el 77,27%. Por su parte, l a contribución de los turistas se sitúa en «1,2 millones aproximadamente», lo que la sitúa en un 5,45%.

Dentro de este apartado de gasto, el estudio también incluye las dos galas principales de la fiesta, la de elección del drag y la reina, «que producen 1,6 millones»; mientras que el coste directo que supone producir el carnaval capitalino asciende a «3,5 millones», ya que engloba 2 millones de aportación pública y 1,5 millones de patrocinios.

Asimismo, Moreno indicó que la principal fiesta de la ciudad tiene una repercusión de «16 millones de euros» en concepto de «imagen», un apartado en el que «la televisión tiene un protagonismo mayor» y también «la parte digital, que es la que más ha crecido en los últimos años». Por contra, «la prensa escrita» tiene «un impacto menor» y no supera los «1,5 millones de euros».

Ahondando en esta «fotografía en términos económicos», detalló que el «gasto medio del residente» ronda los «66 euros por persona» y que las partidas más importantes son «disfraces y complementos», con «24 euros de media por persona», y «restaurantes y chiringuitos», con algo más de «12 euros de media». Unas aportaciones que en su conjunto «suponen más de 5 millones en disfraces» y «más de 3 millones» en restauración.

En cuanto a los turistas alojados en la ciudad, señaló que su gasto medio es de «773 euros» con alojamiento y comida como principales partidas. Y destacó que es un visitante que también «contribuye a dinamizar» otros municipios la isla gracias a las salidas que realizan.

Moreno explicó que este análisis del carnaval demuestra que «cada euro» invertido en la fiesta «genera 11 euros» y «cada euros público genera 20 euros».

Arraigo y felicidad

El estudio analiza también la repercusión social del carnaval y muestra que «el 90% de la ciudadanía ha asistido alguna vez a algún acto» vinculado a la fiesta. «Es un evento de participación masiva», dijo Moreno.

Además, especificó que en 2019 «más del 60%» de la población capitalina participó en algún evento y «casi el 50% lleva participando más de 10 años» en la cita. Por lo que concluye que «es un evento de mucha participación» y «repetición, y por lo tanto con un enorme arraigo y significancia social en la ciudad». También dijo que la cabalgata «es el acto más multitudinario, con en torno al 50% de las personas, seguido de la gala drag».

Asimismo señaló la valoración que la ciudadanía hace de la fiesta. «El estudio establece una relación directa entre carnaval, bienestar y felicidad», aseguró.

La posibilidad de triplicar el gasto turístico en un plazo de cinco años

La concejala de Carnaval, Inmaculada Medina, reivindicó el aspecto cultural de una cita que trabaja para ser reconocida como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Y precisamente la «internacionalización» es, según Sergio Moreno, uno de los retos y una «línea fundamental para el desarrollo» de una celebración que por primera vez dispone de estudio para mejorar su gestión.

Así, el responsable de este análisis del carnaval capitalino expuso que «un 12% de los turistas» que visita la ciudad lo hace por el carnaval y que «un 20%» hace coincidir su estancia con esa fiesta aunque ya tenía previsto el viaje. Además, dijo que «un 37% de los turistas del sur» sabe que la ciudad acoge este evento y «un 25% de los que participan» ya había estado en alguna edición anterior.

Pero reconoció que «para los turistas es muy difícil integrarse en el carnaval» y señaló que en otras citas se incentiva esa participación con «carrozas o gradas específicas» para ellos.

Entiende que es necesario «trabajar en la prolongación» de la fiesta «no solo temporal sino de alcance». Así, propone que «el carnaval sea 365 días» para que un visitante que llegue en verano pueda saborear la fiesta. Y apunta ideas como tener un museo o centro de interpretación del carnaval, dar más protagonismo a la reina o una gastronomía específica vinculada a la cita. Explica que esto «dinamiza el gasto» y ve «factible» que «en 5 años» se pueda «triplicar el gasto turístico».

Además, cree que el «carnaval es un elemento vivo» y el futuro pasa por su digitalización «para enganchar a la gente joven», apostar por la «sostenibilidad» y «la dinamización y profesionalización, sin perder la esencia».