Arístides Martín expone sus creaciones en la Feria de Artesanía de Canarias. / arcadio suárez

La Feria de Artesanía de Canarias pone en valor «nuestro oficio»

El artesano grancanario Arístides Martín Barrasa, con su firma Fítetú, expone su particular cerámica figurativa en Santa Catalina

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

Un total de 140 puestos de 53 oficios artesanos diferentes de las islas se dan cita desde hasta este jueves en la Plaza de Canarias de la capital grancanaria, en la cubierta del Intercambiador de guaguas del parque Santa Catalina, en el marco de la 38 edición de la Feria de Artesanía de Canarias. Un evento, el de mayor antigüedad de los que se celebran en el Archipiélago y con carácter regional, «da visibilidad a nuestro oficio y es de una gran importancia para nosotros», destaca el artesano grancanario Arístides Martín Barrasa, con su firma Fítetú.

En el stand 69, Arístides Martín expone su cerámica figurativa, en el que nos transporta a todas las islas con personajes de todo tipo y con una particular visión desde el arte indigenista. Con su taller Fíjatetu o Fítetú, como también se le conoce, este artesano de Pinos de Gáldar lleva más de 20 años creando un mundo de figuras con un sello muy particular. «Esta Feria, al margen de mostrar nuestro trabajo y que el público lo vea y valore, también es de una gran relevancia porque se producen muchos contactos con clientes o tiendas que muestran interés en nuestras elaboraciones», destaca.

La feria, que se celebra de manera alternativa cada año en las dos capitales canarias, cuenta con dos grandes espacios expositivos. En una de las carpas se ubican los 140 puestos de los artesanos y artesanas con sus creaciones y en la otra el stand institucional del Gobierno de Canarias y de los siete cabildos insulares. La Feria, financiada y organizada por el Gobierno de Canarias a través de la Dirección General de Industria, y el Cabildo de Gran Canaria, a través de la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (Fedac), cuenta con una amplia representación de oficios, con un total de 53 de los 87 declarados oficialmente en el Archipiélago.

De ellos, hay que tener en cuenta que 43 están declarados como tradicionales y 31 como oficios en riesgo de desaparición. Por islas presentes en la muestra, 61 artesanos son de Gran Canaria, 33 de Tenerife, 20 de La Palma, diez de Lanzarote, seis de La Gomera y en Fuerteventura y El Hierro, cinco en cada una.

Arístides Martín habla con pasión de su oficio. A las cuatro de la madrugada se mete en su taller en Pinos de Gáldar y empieza un proceso de creación con sus manos. Sus figuras son especiales, con infinidad de detalles que no dejan a nadie indiferente. Se inspira en todo lo que ve y reconoce que es «golisnión». El campo siempre está presente en sus obras, así como el trabajo en el mar. No piensa en el futuro, sino en disfrutar el momento y adaptarse a los nuevos tiempos. Ser artesano es complicado, pero Arístides Martín enarbola la bandera de la pasión para seguir adelante. La Feria de Artesanía de Canarias se desarrolla con éxito.